Avisar de contenido inadecuado

Venezuela e inseguridad

{
}

Venezuela e inseguridad

<

Aventis

 Venezuela esta inmersa en dos grandes crisis envolventes, la primera es de los valores, donde algunos gobernadores y alcaldes traicionaron la doctrina social del presidente y se convirtieron en grandes cacaos y corruptos. En segundo lugar observamos una crisis de inseguridad de enormes proporciones donde se ve difícil hallar una posible solución a pesar que la mayoría del ejecutivo nacional y legislativo es militar. Una de las dificultades es la carencia de un dialogo abierto y los contertulios solo sirvieron para engañar al presidente Hugo Chávez Frías, donde la carencia de una buena dialéctica denotó todo intento en el intento de un entendimiento lógico.

Dentro de dos años aproximadamente el gobierno venezolano sufrirá un gran impacto en su estructura económica, porque el hambre y la miseria golpeará con suma dureza muchos núcleos familiares, cuyos integrantes no tienen un empleo seguro y no poseen seguridad social ya que se dedican al buhorenismo o al mercado abierto. Para muchos, estos años que eran de sueños y esperanza se vienen convirtiendo en un discurso político de poca fuerza, donde el crimen ataca a todas sus anchas y donde el gobierno no se defiende . Así observamos una clase obrera y media completamente acorralada que se ha quedado sin nada.

Este gobierno poco se ha preocupado por los espacios políticos y los dirigentes de base prácticamente no cuentan con la ayuda que deben proporcionarle las gobernaciones y alcaldías. En el pasado, Don Rómulo Bentacourt lo primero que hizo fue activar para sus líderes la organización de las barriadas populares y urbanizaciones para albergar a sus seguidores.

Con urgencia, debemos evaluar el tema que trata sobre la corrupción para lograr los procesos de evaluación, formación, concientización y moral entre todos los dirigentes psuvistas del Estado Venezolano que trabaja en las instituciones públicas. Hay que declarar en emergencia a Venezuela por dos sentidos, el primero es la crisis agroalimentaria y lo segundo es referido a la seguridad, dos temas muy delicados que delimitan  nuestros antecedentes históricos, culturales y religioso, porque hay una violación persistente de nuestros derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho, porque el Estado tiene la voluntad de seguir con los mismos funcionarios de siempre.

Aquí en Venezuela, nadie quiere respetar la Constitución y como pollos, los ciudadanos levantan sus ranchos en cualquier terreno privado y el poder judicial no se expresa para implementar las sanciones que el caso amerita.

Los fines de semana busco Salí a un centro comercial para obviar los acontecimientos diarios y en ese transitar busco unir el pasado con el presente y futuro a un mismo tiempo, Así con nuestra alma atiborrada de ideas recorro las cuadras, saludando a los vecinos que están trancando las calles con portones inmensos para evitar la entrada de ciudadanos a sus dominios ante el temor que la delincuencia con números  en mano  determinen que algunos de ellos seria la próxima victima. Aquí, en nuestro país nacimos sin una ideología y buscamos ser más humanos sólo por interés propio y no del Estado.

Todos los domingos, la familia venezolana se reúne en familia para vender sus cachivaches y tomarse unos sorbos de sopa en pequeños tarantines de colombianos que se encuentran esparcidos a lo largo de todo el país.

*escritor

{
}
{
}

Deja tu comentario Venezuela e inseguridad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre