Avisar de contenido inadecuado

Venezuela y Argenta, focos de interés para USA

{
}

Aventis
 TAGS:undefined
En Venezuela, nos encontramos en una realidad cotidiana que revela una historia de dos a tres años, las colas. El Pacto Patriótico descalabra posiciones ideológicas- políticas en el seno de nuestro partido entre el Legado de Chávez y el pragmatismo- capitalismo, aunque las manos se encuentran levantadas en una misma causa. Hay causas irreconciliables .Hay intereses predominantes en el gobierno bolivariano, la enemistad es casi total entre dirigentes que antes atendían una sola voz en sus reuniones semanales. Vale más el plano personal que el partidista.
La puerta de la presidencia en Miraflores está cerrada para algunos. Nadie puede terminar siendo amigo de nadie, es una lucha por las esferas del poder.
Nadie apostaría en 1945 ni en los años subsiguientes a que Estados Unidos y Japón se constituirían en los sólidos aliados que son hoy después de que el primero experimentara el poder de destrucción de las bombas atómicas en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki. El cuatro veces presidente, Getulio Vargas, conocido como el Perón brasileño dijo: “Nadie es lo suficientemente tu amigo que no pueda ser tu enemigo, nadie es lo suficientemente enemigo que no pueda terminar siendo tu amigo”.
Venezuela, no es monocromática, el país político no es de un solo color, sino de todos los colores partidarios de nuestro espectro, y por lo tanto, la patria y el Gobierno Bolivariano deben ser para todos los colores, para todos los venezolanos de buena voluntad. Vivimos y compartimos la gran casa nacional que es el país y como residentes de una misma casa no podemos declararnos la guerra ni profesarnos la rabiosa hostilidad con la que algunos quieren identificarse para forjar la identidad que todavía no tienen.
Quizás, nos preparamos para un gran cambio, sea de izquierda y derecha, venimos perdiendo elecciones, nos salva es los números y el contexto territorial, leamos al CNE y sus estadísticas. Esa es la verdad.
Si todos somos hermanos venezolanos, y buscamos y queremos lo mejor para nuestro país, ¿por qué nos podemos coordinarnos en el trabajo y la voluntad de crear una relación constructiva, de mutuo respeto y beneficio, no solo con el presidente de la República y su partido sino también con todas las demás fuerzas políticas?. Lo que hace grande a un jefe de Estado y que hace que éste sea visto como un presidente de todos y para todos los bolivarianos y no un mandatario de una parcela partidista, es su disposición a formar su equipo de trabajo sin mostrar compromisos previos limitativos; es su libertad para escoger a los mejores hombres y mujeres, sin importar su bandería política, sin considerar si son o no cercanos a su proyecto político. Porque, en éste tiempo es sumar y no hablar con violencia y utilizar un lenguaje soez.
Lo mismo ha sucedido con China y Estados Unidos, que después de ser enemigos irreconciliables, hoy desarrollan una fructífera relación comercial basada en el beneficio mutuo. La reciente aproximación entre el gran coloso del norte capitalista y la pequeña nación antillana, Cuba, dejando atrás antiguos resquemores, es otro ejemplo de que no hay enemigos eternos. Los casos similares son tan numerosos, que sería prolijo enumerarlos. Si estos acercamientos fueron posibles entre enemigos que jugaron a destruirse cruelmente e hicieron correr ríos de sangre, ¿por qué no puede ser factible entre antagonistas que no se han hecho tanto daño, que menos que enemigos solo han sido adversarios?
Más Allá, Hay ciertos aspectos en los que el presidente Barack Obama lleva adelante políticas de guerra aún más duras que las que impusiera el otro presidente George W. Bush. Por ejemplo, los bombardeos con aviones no-tripulados sobre Pakistán, Afganistán, Libia y otros lugares en los que los blancos no son sólo los supuestos “terroristas”, sino “todo hombre de edad militar en la zona será considerado como combatiente, salvo que la evidencia póstuma demuestre lo contrario”. Según un extenso artículo aparecido en el matutino ‘The New York Times’, a los efectos prácticos, Obama ha impulsado lo que sólo puede describirse como una Doctrina de Guerra Total integrando las acciones de gobierno, militares y de guerra psicológica a través de los multimedios, bajo una única Doctrina. El concepto de la “Guerra Total”, o sea, la guerra no sólo contra fuerzas militares, sino contra todos los civiles independientemente de su edad, sexo, y contra toda la infraestructura del país, se transformó en una terrible realidad en el siglo XX y XXI, potenciada por los descubrimientos científicos y el progreso tecnológico puestos al servicio ilimitado de la guerra. La Guerra Total hoy sigue muy viva y su principal impulsor son los Estados Unidos y sus Aliados. Ahora, presente en Latinoamérica.
Esto lo pretenden justificar en todos los frentes gracias a los multimedios adictos en los Estados Unidos, Europa y los demás países. En el caso de la Doctrina de Guerra Total de Obama, los multimedios acompañan la política oficial de EE. UU., describiendo el asesinato de personas inocentes -que por mala suerte o casualidad se encuentran en el lugar equivocado, en el momento equivocado en que caen las democráticas bombas norteamericanas- como combatientes militantes. O informadores cooperantes en el caso nuestro, una burda manifestación de cobardía propagandística.
En diversos escritos y ensayos, me he ocupado extensamente en describir la manera en que operan las estructuras de poder del Nuevo Orden Mundial, cuáles son sus planes a largo plazo respecto de nuestro país y región y cuáles sus instrumentos primarios de dominio. La clave en el momento actual radica, a nuestro juicio, en comprender cabalmente dos hechos fundamentales: que por diversas razones esos centros de poder mundial han elegido a la Argentina como caso testigo para “gerenciar la quiebra y posterior disolución de un Estado nacional, lo que representa una enorme amenaza para nuestro país, Venezuela ,seguramente la mayor de su historia, y que el sistema neoliberal supranacional hoy se halla en pleno colapso que está a punto de convertirse en un colapso descontrolado lo que, aunque por un lado es peligroso para todo el mundo y la región , potencialmente representa, sin embargo, una enorme oportunidad para nuestro país y región.
Lo que hoy le ocurre a la Argentina, de ninguna manera puede imputarse a alguna seguidilla desafortunada de errores y aciertos. Es la traición a un proyecto político, el colapso argentino refleja el éxito rotundo de un modelo de postración y dominio nacional diseñado desde las estructuras del poder supranacional e implementado eficiente y eficazmente por un estamento de gerenciadores sionistas y operadores locales. Estos últimos abarcan a “los políticos de siempre” de los principales partidos, a comunicadores y multimedios favorables a este plan de dominio – con los Hadad, Grondona, Gelblung, Clarín, Página 12 y La Nación, a la cabeza -, a ciertos miembros de las fuerzas armadas, y al numeroso ejército de analistas, economistas, opinólogos y expertos de todo tipo. Cada uno aportando lo suyo – sea por ignorancia, connivencia y debilidad, si no lisa y llanamente, por traición a la presidente Cristina.
La sapiencia popular dominicana siempre ha sospechado y dicho que los políticos solo son enemigos en público pero que comen en una misma mesa. Es decir, la sabiduría popular intuye que detrás de los furibundos ataques y la oposición rabiosa se esconden hasta simpatía y amistad personal que se tributan a nivel privado lejos de los micrófonos y las luces de la cámara. Y esto se da porque la enemistad no es absoluta como se pretende aparentar de frente a los medios de comunicación masivo. Con ello demostramos que los políticos somos capaces de aceptar al contrario. Que es posible amar al ‘enemigo’ en la esfera privada, y en la esfera pública desarrollar el antagonismo político más intenso, como diría Schmitt. De modo que la aparente intransigencia opositora con la que se proyectan algunos políticos bolivarianos tiene más de poses de conveniencia, para consumo de la opinión pública, que de esencia y de principios.
Esos personajes traicionaron a Chávez y a Cristina, en nuestro caso, el Palacio de Miraflores de traidores al Proyecto Bolivariano y propulsan el Pragmatismo y Capitalismo. Luego del 6 de diciembre, vamos a un nuevo Pacto de Punto Fijo.
La furia del sionismo se ha hecho presente en Argentina y Venezuela, en nuestro país se financia con Las Corporaciones a las sectas protestantes, cuyas propiedades en el eje territorial son tierras diplomáticas inglesas, con un doble notariado y Estados Unidos es la vía diplomática de transición de diálogo y convenios para dichas agregaciones religiosas de carácter espiritualista. Esta fase sionista se dirige a Latinoamérica con su nueva sede en Perú.
Deuda externa, déficit fiscal, saldo comercial negativo, altas y bajas tasas de interés, el corsette de la Convertibilidad, el espectro de la inflación y las colas en los abastos. Estos son apenas algunos de los graves peligros económicos que en forma crónica acechan a la economía argentina y venezolana que sirven para mantener a nuestro pueblo apesumbrado y a nuestras dirigencias políticamente correctas dócilmente alineadas, detrás del modelo neoliberal de la globalización y serviles ante sus exigencias y recetas. Pero hay algo más detrás de todo esto que nos estaría indicando a las claras que la crisis no es sólo de la Argentina. Ni siquiera lo es solamente de la región o del conjunto de los así-llamados países emergentes. La verdadera y mucho más grave crisis que hoy se le viene encima como una locomotora a toda velocidad a todo el mundo es la crisis del sistema capitalista especulativo globalizado. Los que conocen el tema dentro el propio mundo industrializado ya hablan de un colapso controlado del sistema financiero global. De manera que más vale que vayamos comprendiendo de qué se trata y que tipo de dirigentes políticos tenemos en la cúpula del poder
.

{
}
{
}

Deja tu comentario Venezuela y Argenta, focos de interés para USA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre