Avisar de contenido inadecuado

Venecos y la guerra bacteriológica.

{
}

Aventis
 TAGS:undefined

Venezuela, está en una verdadera encrucijada financiera y, no es conveniente que los líderes de un partido político, utilicen un vocabulario en sus discursos muy soez, algo disonante, porque debemos profundizar la democracia y adecuar el país en una novedosa plataforma ideológica que conlleve tres elementos para su desarrollo geopolítico, como es la paz, igualdad y su protagonismo.
El globalismo, que unificó teorías económicas nos llevó junto al neoliberalismo hacia una despiadada concentración de riquezas que, pocos entendieron en su momento e implicó la acción de políticas que se golosinaron con comisiones, dañando cada estructura dentro del Estado. En 2014, la escalada globalizadora llevó a gobiernos determinados en fomentar un modelo de captaciones, totalmente irreverentes y, esa desigualdad paralizo las inversiones sociales y cada Región anclada en el Tratado de Libre Comercio, quebranto su estabilidad sociopolítica.
Latinoamérica, poco se ve reflejada en los indicadores mundiales de producción agroalimentaria y robótica. Igual sucede con los países llamados progresistas, excepto Bolivia, donde su presidente Evo Morales, ha sido un ejemplo muy concreto de activar la economía.
La ortodoxia liberal ha movido bien sus piezas. Tanto es así que, Petrocaribe le suministra productos energéticos las islas ubicadas en el Mar Caribe. Por esto, se debe proteger a la CELAC y los movimientos sociales de la Región, pero, en éstos conclaves, los temas discutidos deben ser más precisos y, no darles entrada a los representantes de Fundaciones Oligárquicas e Imperiales.
La historia viene marcando su tiempo y, cada proceso debe reflejar una esperanza para estar siempre en contra ofensiva y ofensiva de los movimientos populares.
Se debe evitar el populismo y la manipulación mediática. Ya, el primero le viene ocasionando mucho daño a Venezuela.
Todos los Imperios, tienen pies de arcilla y, han caído en un gran letargo, con la caída del Muro de Berlin en 1989, se determinó el orden multilateral del mundo y que todo, tiene sus limitaciones, por esto, debemos tener cuidado entre la relación Europa- Estados Unidos. Existe un tribunal penal internacional que posee todas las argumentaciones sobre violaciones de los derechos humanos, tenemos como ejemplo, los campos de concentración nazi, el Holocausto. El Gulag estalinista y las dictaduras salvajes de América Latina, África y Asia. El Apartheid en África del Sur, Mi Lay y las atrocidades norteamericanas en Vietnam, Ruanda Chechenia, (la antigua Yugoslavia), por lo tanto, no se debe escatimar esfuerzos por la libertad de los pueblos. Hay que profundizar los procesos democráticos y juzgar a los criminales que quebrantan la venta de alimentos en mercados populares, que son alimentos del pueblo y, los residentes en zonas rurales, donde no les llega nada de rublos industrializados.
La insensibilidad de un grupo de ciudadanos, nos está llevando a la lumbre de un brasero. Es una lucha entre sí por los alimentos- Me refiero a Venezuela- y a pesar de que el presidente Nicolás Maduro Moros ha especificado leyes y normas para el control alimentario, es precisamente las fuerzas encargadas de proteger nuestra soberanía, quienes infringen la ley. Lo que implica un vasto campo de insensatez y emociones.
Aún más, todos están detrás del poder, por el poder. El campo político es solo una fachada de intereses económicos, sumamente claro, donde la inflación, devaluaciones sucesivas y especulación, quebrantan el salario de cada venezolano.
El Imperio Romano, busco dominar al mundo, ahora Estados Unidos, en su tradición imperial y con una cultura autoritaria busca el circulo del poder, desde Washington y de una manera hábil, le envía un mensaje a los latinoamericanos, europeos, asiáticos, africanos y, quienes desean reflejarse en una comunidad internacional ilusoria.
Oscar Varsavsky, un matemático argentino, residente en Venezuela hace muchos años atrás, expresó claramente que el hombre debe desprenderse de sí mismo para determinar su campo de fuego laboral a través del cambio científico y darle prioridad al conocimiento ávido. De está manera será capaz de fomentar empresas productivas Y la democratización del capital.
Chávez Frías, asumió en parte éstas ideas. Y la ciencia, debe estar insertada en el campo social.
Pero, lo más importante es fortalecer la familia y avanzar en la construcción de un hermoso país. Hay que eliminar el bachaquerismo, para ver la fluidez del Estado en todos sus segmentos sociopolíticos.
El mundo, hay que cuidarlo, sobretodo, sus zonas estratégicas por el cambio climático y efecto invernadero. Es el momento de dejar atrás, las informaciones que revelan un carácter populista, se debe evitar las provocaciones y resguardar las fronteras de terroristas.
Nos encontramos en una crisis financiera que, se unificará en una guerra farmacológica. Aquí, las transnacionales guardan silencio y a la escasez de alimentos, tenemos una deficiencia en suministros de fármacos, ambas cosas constituyen un verdadero acto criminal de los comerciantes, colectivos y bachaqueros hacia el pueblo, donde sus protagonistas y participantes, deben ser castigados como criminales de guerra.
Se que es difícil, porque los Consejos Comunales han fracasado en cada tarea encomendada, incluso, lo más simple, como es la conformación de Comunas.
Los contextos geopolíticos, deben aplicarse con suma rigidez. Las fuerzas de intervención hacia cualquier país, esta conformado por hombres entrenados en Afganistán, Pakistán y toda la zona de ocupación guerrerista en Siria y, ven un posible despliegue hacia áreas continentales de Occidente.
Grupos políticos, desean reeditar el Plan Cóndor e introducir grupos paramilitares, asesorados desde ejes políticos y ONGS que ubicarían posibles víctimas civiles o gendarmería a lo largo de toda una ruta intercontinental como Perú, Bolivia, Argentina y Uruguay, quienes tienen responsabilidad por la aplicación de éste Plan suicida militar y, donde cayeron muchas víctimas inocentes y, su única razón era ser militante de un partido progresista y de izquierda.
Venezuela, siempre ha sido atacada por países extranjeros y fronterizos, pero ha sido débil en cuanto a legalizaciones de extranjeros, que gozan de todos los beneficios socioeconómicos, pero, cualquier criollo en países foráneos no es atendido por igual. De allí que el campo diplomático, debe ser muy claro y ejercido por especialistas. Estos ataques, han sido en etapas, como cíclicas, muy cargadas de falsedades. En esto, nuestra Canciller Delcy Rodríguez ha sido muy clara y conceptual.
El Sur, constituye un reto para el mundo, de allí, la necesidad de limar asperezas y lograr una unión necesaria para nuestra comunidad atlántica y lograr soluciones a cada problema de la Región.
El despliegue de la OTAN hacia Colombia, Perú y Chile, exige ser revisado para aliviar futuras tensiones en el eje suramericano. Colombia, no es amiga de nadie y, nosotros tenemos que ir a la desmilitarización de las zonas laborales civiles para formular estrategias de protección fronteriza y continental.

 

{
}
{
}

Comentarios Venecos y la guerra bacteriológica.

Cada dia, nos someten a una inestabilidad por elegir personas no aptas para ejercer un cargo público

Deja tu comentario Venecos y la guerra bacteriológica.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre