Avisar de contenido inadecuado

Tortola, ambicion de pasiones

{
}

Tortola, ambicion de pasiones

Fusión


La habitación estaba oscura y un pequeño haz de luz emitía sus sonidos en la pared opuesta, donde se proyectaba una imagen. Con el tiempo descubrí que mi memoria trataba de pasar algunos negativos a mi subconsciente y, esta secuencia de fotografías se necesitaban entre sí, pero, hacia  un recorrido en mi alma hasta desnudarla y mostrar su total realidad. Quizás, no era el momento para reír, era el lugar para conocernos nosotros mismos. Por momentos, he captado lo que sucede en nuestro entorno y una conceptualización clara sobre la bondad y la miseria humana. En este extremo, nos damos cuenta que debemos bañarnos contra las antípodas de la vida, aquellas moléculas que desean arrastrarnos hacia el pantano de la vida. Por eso, hay que barnizar nuestros sentidos y fijar un proyecto, cuyo resultado será inobjetable. En consecuencia, es necesario congelar nuestra imagen y poetizar por breves instantes, hasta aglomerar muchas fotografías que nos hablan sobre la diversidad del espíritu.

Existe un desafío enorme porque la pasión nos acompaña hasta enfrentarnos a lo imposible: el misterio, lo excitante y lo predicable. Claro, me refiero al libre juego de las emociones.  El jardín secreto es viable entre nosotros y debemos cultivarlo, el amor necesita aire y es requisito fundamental para avivar la llama del deseo. Algunas parejas, tienen comodidad en su hogar, pero, no se conocen ya que tienen pocas relaciones sexuales.

Nuestro mundo es un jardín, nunca debe ser abandonado, mientras logramos nuestra transformación personal. Es verdad, es un periplo alcanzar la felicidad, pero, estamos en la obligación de abrirle la garganta a Dios para convertir su luz en nuestro espacio vital. En este sentido, nuestro corazón debe superar sus propias incertidumbres.

Existe una capacidad pletórica que todos tenemos que transformar y es el entorno, teniendo la convicción de plantar algo tan sensible como las semillas. Son semillas de vida que contiene nuestro universo. La convicción es una fuerza que vincula, que anima voluntades como la del jardinero que en secreto contribuye en silencio y bajo una única orden posible que ese jardín cerrado siga vivo. Adentro hay inocencia, no impostor, engaño o traición. Allí, la belleza vegetal renace para despertar las cenizas dejadas en el transitar de nuestro camino y no dejarnos morir.

El final deseado es conseguir la salud espiritual, pero, se hace necesario soportar para expresar la evidencia de no tener nada oscuro y un juego de marionetas.

Extraño el atardecer, cruzando La Fría, Bachaquero donde residía mi tía, Ciudad Ojeda y La Tendida. Son caminos límpidos y perfumados, donde la noche se hace fresca para olvidar las antiguas plantas allí sembradas. Pero, sobretodo, extraño a mi abuelo, me colocaba en la silla de su brioso caballo y cruzamos el viejo mango, para ver el ganado regresar a la casona familiar. Ese mismo corredor fue testigo de travesuras de mis abuelos que acariciaron proyectos para el futuro de sus hijos y nietos.

{
}
{
}

Comentarios Tortola, ambicion de pasiones

precioso todo muy verdadero con sentimientos y pensamientos muy humanos de muncha conciencia es un honor ser amigo tuyo en este caso amiga y es mas creo que obolog da suerte por dar munchisimas criaturas humanas entre ellas tu

QUE BELLO SERIA PODER CONGELAR NUESTRA IMAGEN Y QUDARNOS EN ESAS EMOCIONES NUEVAS Y SEGUIR CULTIVANDOLAS ,PERO MUCHAS VECES SOMOS SOLO ESO MARIONETAS  DE NUESTROS PROPIOS SENTIMIENTOS..........

Deja tu comentario Tortola, ambicion de pasiones

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre