Avisar de contenido inadecuado

RUSIA Y VENEZUELA EN LA MIRA ESTADOUNIDENSE

{
}

La Tecla Fértil
 TAGS:undefined
Emiro vera Suárez
La banca mundial acopla sus tendencias financieras para hacer consistente su fluidez y buscar la manera de restringir los capitales en el mundo, poniéndole un techo a la adquisición de divisas, las expresas sanciones económicas occidentales contra Rusia, asumidas desde la anexión de Crimea y el derrumbe de los precios petroleros, son dos de las causas para el desmembramiento del Rublo y la grave crisis rusa, ocasionando una situación inestable y de miedo.
Existen un escenario desfavorable por los factores externos que buscan diversificar la economía a costa de la explotación de los pobres y el tinte dramático de la pobreza por las presiones del narcotráfico, hampa común, guerrilla urbana de derecha y paramilitarismo. El nuevo ataque del presidente norteamericano Barack Obama, es firmar en breve tiempo un proyecto de ley, el cual ya fue aprobado por el Estado, donde se autoriza nuevas sanciones. . La decisión de alentar la separación de Crimea de Ucrania, primero, y su posterior traspaso de dominio a favor de Rusia, sumado a su apoyo al movimiento secesionista del Este de esa nación, difícilmente podían ser ignorados por Washington y la Unión Europea. Su respuesta fueron severas sanciones económicas. Parece increíble que en pleno Siglo XXI haya un gobierno que recurra a prácticas típicas del Siglo XIX, como es esta de extender su dominio territorial mediante la fuerza.
Como resultado de las sanciones, y de la inseguridad que ellas provocan, en el último año las reservas de Moscú cayeron a 420 mil millones de dólares. El Banco Central perdió varios miles de millones de dólares tratando de sostener al rublo. Sin embargo, hace un mes las autoridades abandonaron esta política, y dejó nomás que el rublo se desvalorice y que la tasa de interés flote. Una de las consecuencias de esta decisión es que subirán los precios de productos importados como es el caso del banano ecuatoriano.
A las sanciones económicas se han sumado la caída del precio internacional del barril de petróleo. El ministro de Petróleo de Arabia Saudita ha sugerido que el precio del crudo podría estabilizarse alrededor de 60 dólares. La coyuntura actual sería de una sobreoferta de crudo similar a la que hubo en los años de la década de 1990, y que produjo una caída más aguda aún.
Los debates contemporáneos sobre la Revolución Rusa se pueden encontrar en la obra de la historiadora Sheila Fitzpatrick, quien revisa críticamente las interpretaciones sobre este acontecimiento decisivo del siglo XX.
La “Revolución de Octubre”, así llamada por el antiguo calendario que se usaba en la Rusia zarista, antes que se adopto la forma moderna de contar días y años. Hasta 1991, cuando cayó la Unión Soviética, el estatus de la Revolución Rusa era incuestionable. Se trataba de uno de esos acontecimientos mayores, que dividen la historia universal en dos, creando naciones e instituciones perdurables. La revolución bolchevique ocupaba el mismo puesto que la Revolución Francesa, que había dado nacimiento a las repúblicas, fundando una nueva era histórica. Pero ahora, su estatus está en cuestión y sus héroes han desaparecido del escenario. Hoy, nadie se acuerda de Lenin, no obstante la enorme producción intelectual que recibió durante buena parte del siglo XX. Según Mao, la Revolución Rusa había terminado con la traición de Nikita Jruschov –a la muerte de Stalin– que habría dado paso a la restauración del capitalismo en la URSS.
La dependencia petrolera tiene un carácter mundial y es única para algunos Estados del Hemisferio que poco se han preocupado en acelerar una producción agrícola éxitosa. Eso daño la voluntad al trabajo, utilizan la renta petrolera para incentivar el desarrollo y producción a través de inversiones a nivel estructural y promueven el camino de la infraestructura por medio de créditos, subsidios directos o indirectos al capital y al trabajo, siendo un total fracaso, porque el aumento de la burocracia estatal hizo mella en pequeñas corporaciones, cooperativas, incluso algunas obras no se han terminado.
El famoso fracking, de las rocas equitas que viene desarrollando Estados Unidos y otros países aliados, ha dado lugar viabilidad de perforaciones mar afuera como las que emprende Brasil y México, el cual empuja a la OPEP a estar fuera del negocio petrolero por errores en la diplomacia, marginándonos a las nuevas fuentes energéticas.
Los norte americanos piensan seguir produciendo este petróleo más frágil y liviano, pero no se pueden seguir expandiendo por la acción de sus propias fuerzas creadas en el medio oriente, AlQaeda y el Estado Islámico.
Los partidos de izquierda que ejerce poder político en algunos países del Occidente no han logrado estabilizarse por el uso indebido de los subsidios y el mal manejo de la banca financiera pública como privada. Se le entregó créditos a empresas de maletín que desfalcaron al Estado y circunstancialmente estaban o se encuentran ligadas al negocio petrolero, no rompieron con las estructuras económicas del momento. Esto, le pasó a Rusia y a Venezuela. Claro los rectores de grandes negocios bancarios e industriales no les interesa la transformación social de los pueblos y la industrialización de industrias básicas, se fueron al foso y hoy vemos las colas en los mercados como escasez de partes automotores. Simplemente nuestros cancilleres fallaron en la creación de un bloque financiero mundial que incluyera a Rusia, Cuba ya venía sosteniendo reuniones con Estados Unidos al respecto. Hoy los operadores bancarios desean exculparse ante el presidente Nicolás Maduro, pero, fue engañado en su buena fe, tal como le ocurrió al fallecido ex presidente Jaime Lusinchi. Ajustar la economía será a un gran costo, la teoría de Giordani y el Che Guevara en su oportunidad, toman un acierto mundial, donde Venezuela y Rusia es el objetivo estadounidense.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario RUSIA Y VENEZUELA EN LA MIRA ESTADOUNIDENSE

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre