Avisar de contenido inadecuado

Protagonismo o debacle de la izquierda latina

{
}

Aventis

Los empresarios, prosiguen su batalla para ganarle al oficialismo. Con la habilidad que les caracteriza asumen una posición incorrecta ante lo correcto del izquierdismo venezolano, q ue no se atreve a asumir posiciones ante la realidad del país.
Así, que existe una gran debilidad en el izquierdismo y así, resulta imposible avanzar de ésta manera, menos asumir una victoria. La derecha venezolana, viene haciendo su trabajo, ante tal populismo de la izquierda. Es el momento de los pactos y alianzas para obtener cargos y poder. Solo resta la sinceridad de los dirigentes oficialistas dedicados a la mentira y falsedad de una realidad política.
Aquí, lo que se requiere es protagonismo, no importando el sentir del pueblo. Por esto, hay inestabilidad política desde años atrás y, la recuperación económica la viene minando los vivos y, paradójicamente, es el gran activo de éste gobierno.
Las clases dirigentes destrozan la revolución con su actitud, certifican su incapacidad de acción y los políticos reformistas, como de emergencia económica ya poco resultan. Hay debilitamiento y crisis de identidad ideológica, política y pérdida de la confianza de los dos partidos en la que se basa la política venezolana, desde estos últimos años.
Claro, cada político debe defender su posición y definir sus intereses, la repuesta se encuentra en las pasadas elecciones y las por venir. Se deben interpretar nuevas estrategias y construir una verdadera acción política, el oficialismo esta perdiendo electoralmente, porque, se viene debilitando la estructura del Estado.
Los partidos tradicionales, deben cambiar sus formas de interpretar la realidad política y entender su nuevo papel, nadie debe estar fuera de su lugar.
Venezuela está cerrando un capítulo de su devastación social en los últimos tres años y, todo refleja una representación simbólica de esta realidad.
Muchos tienen miedo. Pero, los medios de financiación para destabilizar es muy cuantioso, es menester ser humanista y obtener alianzas para eliminar el lenguaje del medio y el odio. Jamás un revolucionario puede ser autoritario, menos falso ante cualquier eventualidad.
Europa, es ahora estremecida por el terrorismo y su población quiere libertad y paz, pero, es cada ciudadano quien debe asumir los riesgos.
Es hoy, un mar de sangre y, todo comenzó por simples palabras, juegos. Debemos sincerarnos. Es necesario que los venezolanos tengamos una voluntad dentro y fuera de los partidos para lograr el triunfo, busquemos proteger nuestra moneda y vivir el presente.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Protagonismo o debacle de la izquierda latina

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre