Avisar de contenido inadecuado

Prensa, un tratamiento informativo

{
}

Prensa, un tratamiento informativo

Aventis


Quienes hemos trabajado en el diarismo, reconocemos que la información mediatizada hace mucho daño en el sentimiento de las personas y aquellos lectores no maduros estarán repitiendo dicha información con mucha candidez, sinceridad y, en poco tiempo la comunidad tendría un alerta sobre el criterio endosado a dicha información. Los venezolanos no pueden estar recibiendo informaciones polémicas, mucho menos imágenes que rompen con la adecuada información integral. El asunto es comprender el tratamiento de una crónica, ante una situación de emergencia. Ya a los lectores es imposible engañarlos, las agendas temáticas y mediáticas reflejan las condiciones de un periodismo posible.

El público, exige un tratamiento informativo donde el repertorio ofrecido proyecta una actuación adecuada y nos lleve minuto a minuto a una noticia contextual que, en el tiempo sea aprobada por un colectivo poseedor de una percepción nítida ante los vectores del miedo como el temor. De allí, que, la palabra escrita debe poseer mucho profesionalismo en su semántica.

Hay temas de vital importancia con los municipios.  El lector desconoce el manejo económico de su planificación presupuestaria, todo se remite a una masificación de la publicidad, no existe una argumentación válida para determinar una respuesta adecuada hacia una realidad conceptual de los reglamentos informáticos. Los alcaldes, cuando se reúnen en plenaria deben reflejar sus acuerdos mediante una nota de la misma. Es cuestión de principios y reglamentos. Sí, hubiese un control de información, casos de desvíos informáticos en los Mass Medias nunca sucederían y los funcionarios públicos cumplirían sus funciones cabalmente.

Es el momento de revisar nuestro proceso histórico y abatir las persecuciones políticas. El pasado queda como una injusticia social y los responsables deben ser llevados a juicio, porque, existen empleados departamentales que no impulsan la modernidad del Estado y, en sus declaraciones a los medios expresan el auge de un manejo de la economía neoliberal que busca controlar Estados Unidos a través de las ONG.

Hay que acabar con la autocensura en los medios impresos y, que las noticias sean publicadas bajo el consenso del grupo editorial y sus colaboradores. Las informaciones que atañen al pueblo deben ser revisadas por la jefatura de redacción y ser publicadas. Todos, tendremos acceso a esa información y consecutivamente a los voceros comunales, que, deben ser personas preparadas en la interpretación de los códigos informativos. Lo importante, es mantener el equilibrio y avanzar el análisis de los temas asumidos y reflejar una secuencia de ellos, hay normas de proyección noticiosa y de opinión. Esto, debe respetarse.

Hay que beneficiar al pueblo en el buen sentido de la palabra y los criterios de prensa, deben abocarse a un reconocimiento de la realidad ciudadana y debemos enfrentar las falsas informaciones que no vienen escrutadas estadísticamente. Sabemos, que, la inseguridad, lavamiento de dólares y drogas que inciden sobre la delincuencia juvenil deben ser tratados con suma urgencia. Hay que apartarse de la politiquería y avanzar en un diarismo más participativo y comunitario, los diarios deben ser mejor diseñados en su cuerpo cultural, un mensaje que le llegue a las masas.

Hay que hacer una campaña contra el miedo y la inseguridad, es una gran oportunidad de los redactores en entrevistar a los chóferes y ciudadanos que trabajan y utilizan el transporte público, una gran encuesta factible y determinante para asumir los riesgos y el compromiso con el país.

*escritor. Miembro de La Asociación de Escritores de Carabobo. Capitulo Carabobo.

{
}
{
}

Deja tu comentario Prensa, un tratamiento informativo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre