Avisar de contenido inadecuado

El pragmatismo económico tiende a ser nocivo, sino hay ideologia

{
}

Aventis.
 TAGS:undefined

Venezuela, ha entrado en otra dinámica económica y las propuestas de desarrollo han tenido un resultado de estancamiento por los precursores de ese ideario. Nuestra palanca petrolera que es la energía fósil ha creado un ámbito político putrefacto, donde compensar sus ingresos particulares constituye una prioridad y dejan a un lado los intereses comunitarios, los diputados oficialistas no legislan, sino que direccionan sus intereses de cada comunidad a una burbuja discrecional para ir tras la búsqueda de las rentas.
Es una dinámica nociva, que refleja caracterizaciones de una macroeconomía en desarrollo que busca su equilibrio en el capital mixto, una parte el Estado, otra la empresa privada, por esto, ya la época de los precios bajos no regresan y cada día, las empresas del Estado se vuelven más improductivas. Es el fin de los Caballos de Troya que, desde el Palacio de Miraflores juegan a la compensación de los precios fiscales y las tajadas de dólares que deja la reventa de alimentos.
Todos comen en un solo plato, algunos verdes, otros blancos junto a los rojitos oficialistas, aupados por la escuela corrupta francesa y sus pilares que son sus herramientas técnicas, Fedeindustria con Miguel Perez Abad y Temir Porras con su capitalismo pragmático, es un acuerdo económico tácito donde la inflación arropa a los pobres, llevándolos al desencanto, mientras otros, le asesoran al presidente Nicolás Maduro que trate a un universo económico de basura y meta una propaganda de miedo al chavismo y a quienes le regalaron prebendas, pensiones y apartamentos a costa de nada, porque ni activistas del oficialismo son militantes. Abusan de la imagen de Chávez y ellos, los candidatos a diputados no se dan a conocer a sí mismos, buscan mermar ese reflejo del Comandante para actuar libremente en el campo económico y zafarse de las leyes concebidas para favorecer al pueblo.
Los incentivos económicos, van palo abajo. Es un rentismo discrecional, todo es un sofisma, argumentaciones pragmáticas que invalidan al pueblo en su acción pública, se busca neutralizarlo más allá de una Guerra Económica, porque como tal no existe, las empresas del Estado no producen alimentos y materia prima para la industria, como antes.
La injerencia francesa, detona nuestra economía a un mundo global sin regreso, es el objetivo de Estados Unidos y el Reino Unido, quien utiliza a las islas caribeñas como un artilugio para cazar las distracciones del presidente Maduro en sus discursos públicos.
Un informe de la firma Deutsche Bank señala que los potenciales conflictos dentro del chavismo siembran dudas sobre la sostenibilidad de las políticas que se adelantan dentro del gobierno, y advierte que “la complejidad de la actual situación económica también afecta cualquier expectativa de una rápida mejora en su comportamiento”. Sin embargo, el banco alemán indica que la percepción de riesgo de la deuda de Venezuela ha mejorado un poco; tal y como se muestra en el comportamiento de los bonos soberanos que obtuvieron un desempeño mucho más positivo. Señalan que sus expectativas sobre Venezuela no han cambiado y la valoración de la deuda sigue siendo atractiva: “El pragmatismo liderado dentro del chavismo por el vicepresidente del área económica, Rafael Ramírez, da señales de políticas de ajuste mucho más amigables hacia el mercado y hacia la macroeconomía”. Pero, destruyen al pueblo sin ideología que busca solo regalías que les regale, de allí que las regulaciones vienen del propio gobierno, no del programa opositor, pero, los expertos en publicidad hacen ver lo contrario, es un método fascista muy bien concebido.
Se puede definir a la macroeconomía, como el campo de la economía que estudia el comportamiento de la economía global. La macroeconomía estudia los fenómenos en toda la economía, como los cambios en el desempleo, el ingreso nacional, la tasa de crecimiento, el producto interno bruto, la inflación y los niveles de precios.
La misma se centra en los movimientos y las tendencias de la economía en su conjunto, mientras que en la microeconomía se centra en la atención en los factores que afectan las decisiones de las empresas y los individuos. Los factores que se estudian la macro y micro, se influyen entre sí. Recesión, en macroeconomía, es la disminución o pérdida generalizada de la actividad económica de un país o región, medida a través de la bajada, en tasa anual, del Producto Interno Bruto (PIB) real, durante un periodo suficientemente prolongado. Y, estamos muy prolongados.
La palabra silenciosa de Chávez, hace mella en el corazón de todo un pueblo y, siendo ya un personaje eterno, quiere que actuemos contra quienes utilizan su imagen de una manera despiadada y avergozante y peor, algunos son traidores a la patria de Bolívar y Sucre. Muchos, opinan de la política venezolana sin control y ofenden nuestro gentilicio.

{
}
{
}

Deja tu comentario El pragmatismo económico tiende a ser nocivo, sino hay ideologia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre