Avisar de contenido inadecuado

Pacatacos capitalistas nos gobiernan y destruyen al Estado Bolivariano

{
}

Aventis TAGS:undefined
El nivel de vida de los venezolanos se deprime a cada momento y las variaciones económicas determinan un gran costo para cada núcleo familiar que debe madrugar y hacer largas colas para adquirir un paquete de producto básico o comprarlo a los bodegueros a un precio exorbitante. Por éstas desviaciones económicas del Estado hay una significativa baja de potencialidades que desequilibra el costo del cargo fijo en cada hogar. Hay un promedio del 280- 320% de inflación continuada y progresiva, sin muchos contrastes para el porvenir de cada ciudadano.
El valor nuevo del combustible ha provocado en la economía local un desnivel de cierta proporcionalidad y cada producto subió de precios, por ejemplo, un cepilladero vendía antes de las medidas económicas un helado gratinado de hielo en sesenta, (60) bolívares fuertes y luego del anuncio presidencial en ochenta, (80), bolívares fuertes, un abuso porque un simple helado no se prepara con gasolina.
El presidente y las organizaciones de oposición deben asumir una actitud de participación y análisis, sobre los temas específicos que nos interesan y, enmarcarnos en intereses políticos que de inmediato nos ofrezcan una solución a problemas que determinen una actitud natural, frente a una realidad.
Lo importante, es la experiencia y no me explico las fallas del presidente Nicolás Maduro Moros porque para ejercer la presidencia no es primordial tener cultura, conocimiento y educación, hace falta es actitud para resolver los problemas del pueblo. Desde 1os setenta, (70), ha estado militando en partidos de izquierda, ahora pacta con la derecha y militares para tener una imagen exterior desde la Cancillería, porque, en el país su posición es discutible.
Dejemos la confrontación a un lado, el ambiente parlamentario es para solventar las situaciones difíciles del país que incluye el ejemplo de paz social y de unión dada por el Comandante Chávez Frías. La Asamblea Nacional, debe alejarse de las diferencias profundas y meras luchas de egos, esto lleva a menos interés por el país. Necesario es concitar ideas para restablecer un campo fértil para lograr acuerdos y respetarlos.
Para que las reformas estructurales sean eficientes y duraderas es necesario lograr acuerdos políticos amplios. No hay que inventar demasiado, hay ejemplos de muy buenos resultados al alcance de la mano, que no se replican por motivos ideológicos.
Venezuela, vuelve a sondear el camino del capitalismo en manos de empresarios
En Venezuela, solo sabemos de maleantes e inseguridad, de bachaqueros y la corrupción en los Bicentenarios, Guardia Nacional Bolivariana y las rapiñadas de la calle con los carteristas.
Así que en el país nos identificamos públicamente en un contexto honorable de víctimas y deudos, pero en la mayoría de los casos, todo proviene de un Estado que no garantiza el derecho a la vida, donde todos guardamos un sepulcral silencio porque hay una discordancia entre el orden judicial, político y civil. Eso, lo leemos en las crónicas de cada día.
Pero, tenemos una miopía moral exagerada. No hay figuras a la cabeza de la historia nacional, estando en un escarnio público, los venezolanos ya por mucho tiempo. Es un desmoronamiento de nuestros valores y valor monetario, todo se convierte en una falacia y una política sórdida y falsa que busca llevarnos hasta la inquisición de los grupos familiares-
Los hechos determinan que Venezuela vive una postración de dimensiones bíblicas, una inflación y devaluación bárbara. Hay muchos falsos apósteles que se erigen sobre ella. Nos encontramos en manos de pacatos y religiosos que apoderan las riquezas del país, ahora también los militares. El fundamentalismo evangélico nos invade, con su estructura capitalista.
Necesitamos un Estado más expresivo y nacionalista, como conversa, sobretodo de lealtad personal.
Venezuela, empieza a transitar de nuevo el difícil camino del capitalismo y es un camino largo y costoso, sus reformas estructurales van hacia allá y donde la participación del pueblo viene reduciéndose y la izquierda venezolana levanta su voz. Llegamos de nuevo sin querer al neoliberalismo, donde la socialdemocracia europea permea el bolivianismo y postula a través del ala militar y sus allegados, una reagrupación de la derecha y los programas de gobierno han sido cambiado para favorecer políticas internacionales, donde es difícil recuperar los niveles de vida en años anteriores
Esto, apenas comienza. No debemos adormecernos y recuperar los niveles de vida, empleo y el modo salarial. Estamos frente a una coalición de derecha, no de izquierda, nuestros dirigentes han sido desplazados y apartados de toda protección humana.

 

 

 


.

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Pacatacos capitalistas nos gobiernan y destruyen al Estado Bolivariano

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre