Avisar de contenido inadecuado

Ojeroso Cántaro de agua, fluye tu miel.

{
}

Fuente Literaria / Poesías erótica # 18
 TAGS:undefined
Me cabeceo, sobre la piedra del Cerro Azul, somos caminantes.
Tiembla, en mi mano la copa de vino, y me embriago bajo la luz
De la luna.
Allí, termine. Contemplando la inmensidad del mar y tu alma,
Y escuchando al Ángel, desde mi corazón.

He soñado y, también soñé.
Voy, haciendo traspiés a la casa del campo, a escuchar mis penas,
A lo largo del cielo deshojado, somos errantes como un pañuelo
De maíz.
Despierto, bajo la varilla de tu alma, espada que me despierta
Empobrecido, hagamos el amor, arriba en la montaña, junto a las aguas
De tu vagina y el mar.

Tu encierro terminara en el día y momento que lo decidas, tu cuerpo está encerrado pero tu pensamiento, corazón y sentimientos son libres para volar hacia la felicidad, donde tu sabes que te espera, sin condiciones ni obligación, solo queriendo serlo
y será testigo mudo, pero fiel del amor y la entrega de nuestros cuerpos y de nuestro amor.
Aquello, solo se da, en el agua. Los reflejos del faro, humedecen los cuerpos,
Al paso de las gaviotas, traídas de Tandil.

Es tiempo, de amarte. Y machetear el campo verdoso. De tu jardín.
Emiro Vera Suárez, Mayo de 2017

{
}
{
}

Deja tu comentario Ojeroso Cántaro de agua, fluye tu miel.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre