Avisar de contenido inadecuado

Oficialismo y una economía de lastre.

{
}

 TAGS:undefinedLa Tecla Fértil

* Eduardo Samán, siempre habló de una verdad farmacéutica.
* Bachaquerismo oficialista derrota al Madurismo.

Los electores venezolanos, le dan la espalda a sus correspondientes organizaciones políticas, donde militan, ya que se ha desatado una lucha por la supervivencia, más allá del campo laboral y el oficialismo se niega hacer las reformas y, muchos seguidores se han dedicado al bachaquerismo. Pero, lo más inquietante es el futuro del país, los valores tradicionales se encuentran en la borda y nadie desea enterarse de su realidad
Ahora estamos en una guerra comercial ficticia. Sigue una bacteriológica y el farmaceuta venezolano, Eduardo Samán en su oportunidad, hablo claro, hasta una señora ignorante de su contextualización rompió un empaque de arroz. Desde allí, algunos laboratorios lo eligieron como punto de ataque y sus palabras, solo fueron un aviso positivo de lo que venía y, estamos viviendo: el colapso farmacéutico.
Muchos han muerto con dignidad en nuestros hospitales y los médicos especialistas buscan la manera de alargarles la vida. Es un caos conseguir una cama médica en un centro dispensador de salud. Existe, un silencio hermético en materia de salud y bacteriológico. En fin, es una lucha por la vida. Samán, repito, tenía razón en sus planteamientos y ahora, estamos sujetos a una voluntad superior.
Somos seres que mueren, esto, no podemos evitarlo. Pero, es aterrador lo que sucede y persiste, una indolencia fabricada en el mismo seno de las instituciones oficiales. Venezuela, es un trauma en lo económico, emocional y orgánico.
Muchos venezolanos, solo somos un objeto ante el Estado. El populismo y mediatismo nos ha ridiculizado.
Hay historias, que, corren en un río.
En nuestro Continente, los grupos farmacéuticos transnacionales con el sistema de salud es una distorsión y vemos una proliferación de enfermedades como zika y dengue. Ahora es el cáncer, la fiebre amarilla y la malaria resurge por el Arco Minero, al otro lado de la acera, nos encontramos el bachaquerismo y los pranes que dañan la estructura del Estado con complacencia de fuerzas militares y civiles, en contra del mismo pueblo, empezaron con los Bicentenarios, Pdval y Mercal, Madeirense, Superlíder y Madeirense, me refiero a Venezuela.
En éste país, las libres circulaciones de las riquezas nos han hecho daño y empobrecido a hogares. El foro de Davos, en sus argumentaciones ha sido muy claro, en cuanto a la historia robotizada de los países industriales, que, en un momento tuvieron una armonización de los valores empresariales. Pero, la confiscación de bienes y servicios, como fincas productivas llevaron a algunas poblaciones hacia una miopía de destrucción social y económica. Estos países que, no se dedicaron a cultivar la tierra, asumieron el último reto, alejarse del proteccionismo estatal, porque el hambre estaba allí presente, junto a un empobrecimiento social de gran magnitud. Occidente no escucho a los norteamericanos, menos a China. Ahora, sus espacios geopolíticos están llenos de violencia con una fuerza militar y gendarmería, totalmente corrupta e impune.
Las burbujas financieras, tienen que vivir acopladas a una necesidad de crecimiento sostenido, las políticas de gastos no deben enloquecer a los presidentes de Suramérica, en cuanto, al cierre de fronteras. Es una necesidad controlar las migraciones para evitar guerras comerciales, como suceden en Venezuela.
La economía global enfrenta a Trump en un solo delirio y, los ciudadanos del mundo deben tejer sus pilares para sobrevivir, porque, el trayecto económico implica un sendero y, los humildes que esperan las regalías del Estado a través de los programas sociales, tienen que trabajar y las pensiones revisadas-
François Hollande, no pierde oportunidad. Se acercó a Colombia y Venezuela debe estar prevenida. Tras su fracaso en el Medio Oriente en búsqueda de una alternativa no aislacionista y, al saber sobre la conceptualización globalizadora de Donald Trump, busca una determinación más clara para salir en defensa de Francia y lograr una cuota de crudo o productos agropecuarios para los residentes de Paris.
Atacó fuertemente a Libia y Siria, luchó contra los izquierdistas y, ahora le vemos dándole un mensaje a los izquierdistas de la FARC. Que hipocresía.
Europa, no puede seguir ignorándose. Debe expresarse con mayor criterio, sobre su rumbo y las relaciones transatlánticas, Trump es un gestor inmobiliario desarrollista y va en defensa directa de los estadounidenses. Los europeos tendrán que asumir su propia defensa con Ángela Merkel y, los españoles tienen que apaciguarse, porque, la nueva administración estadounidense no será un camino de rosas. Los instintos deben ser firmes y coherentes en la percepción de los principios previsibles de la verdad mundial.
Los bancos centrales en el exterior buscan endurecer su política monetaria, con el objeto de controlar una inflación demasiado alta y, detener devaluaciones sucesivas- Venezuela- en sus divisas, porque su interés es influir positivamente en el crecimiento econ´pmico de algunos países, menos nuestro pa+is. Aunque, se viene reflejando una menor actividad por las nuevas estrategias de inversión. Todo dependerá de la dirección e intensidad de las políticas monetarias en el mundo. En nuestro país se ven largas colas bancarias, pero es por las regalías a personas que no trabajan, ni tienen oficio fijo, un populismo pobre y se incumplen las normativas de ley, esa actitud resulta errática que destroza cualquier economía.
En Suramérica, los países progresistas, obvian que EEUU, tiene un poder inmenso y apartarse de algunas normas, conlleva a una guerra comercial y una alteración en el suministro de la cadena alimentaria.
Jamás la China de Xi podría remplazar a USA, porque está presente Europa y los convenios internacionales, aunque la visión de Xi es acertada, según sus últimas declaraciones, es necesario tener la aceptación de Trump y los protestantes sionistas que manejan el oro y el café.
Es así, ya ha cambiado su discurso y el blanco pobre debe trabajar para obtener beneficios del Estado y una pensión. Nada, será regalado.
La oratoria y el manejo del discurso es fundamental y Trump maneja bien el matketing, como Samán maneja bien los enlaces mundiales de una industria farmacéutica que estimula enfermedades y caos hospitalario.
Sigo esto, porque debemos entender, quienes son los líderes de la industria. Hay muchas empresas fantasmas que dañaron nuestra economía, bajo el visto bueno del ingeniero Merentes, desde el Banco Central de Venezuela y, cuyos hechos nos llevaron a una economía de lastre.

 

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Oficialismo y una economía de lastre.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre