Avisar de contenido inadecuado

Las novieras del pilon

{
}

Las novieras del pilon

           Fusion

         

 

Las novieras del eje andino se esconden en grandes sarcófagos para dormir con sus victimas, son ancianas que se convierten en doncellas para ejecutar sus correrías y recrear sus historias como si fuese una obra de teatro. En el tiempo, la vemos convertidas en dictadoras y multiplican su sangre, dejando abierta muchas heridas que se manifiestan en el tiempo, pero son acusadas de rebelión y son enviadas sus almas al infinito para ser exhumados en secreto y  el sarcófago es de nuevo cargado de victimas, que,  con imágenes cadavéricas se cruzan en los caminos de otras historias y seres.

Son experiencias irrepetibles. Son vidas fugaces como el vapor de agua que en el tiempo se convierten en un mito y luego en fetiches. Para ser afiches, deben morir antes para soñar en sus propias bellezas y no verse jamás como una diva arrugada Les gusta a los sifrinos para luego quemarlos con un yesquero y ven pasando sus páginas, como si fuesen  un periódico de ayer.

Por lo general no quieren a sus antojos más caros, por eso desconocen la ruta del amor que es una sola y cerrada. Lo importante es irse por la tangente e ir perfumada, hasta descubrir el verdadero valor del dinero y no acostumbran autocensurarse. Se encuentran allí, sentadas en el viejo restaurante de La Fría, esperando a su presa para humillarla y nunca complacerla. Juegan con el corazón, sin importarles el peligro y de verdad constituyen un reality show y en el fondo son sumamente egoístas.

Pedro, nunca llegó a complacerlas, eran cuatro. Comprendió que la comida ofrecida a tantas bellezas, no eran motivo para una seducción y una amena conversación, ya que, todas eran dominantes y se confinaban por años, cada una a su habitación, que, por lo demás estaba bien arreglada y perfumada.

María, Antonia, Josefina y Eloisa, disfrutaban ampliamente y no lavaban un plato, Se preciaban de ser las mujeres más seductoras del lugar por tener simple chóferes de camiones a su mano. Lavaban sus ropas por un racimo de dominicos y estaban confinadas a una esclavitud perpetua, hasta ver morir sus cuerpos en el sarcófago.  Solamente había un solo olfato que podía presentar la fragancia que expilaban sus osamentas, nunca se dejaban amar.

Sentía un poco de temor cuando veía a Josefina. Era muy disciplinada y centellante. No lo podía creer como engañaba y distorsionaba la realidad. Sus clientes creían sus fantasías, que, llegaban a las entrañas mismas hasta compartir consigo misma, su propia complicidad. Era un juego de seducción y arrojo por la vida, un engaño más para quienes la conocían.

Las otras tres eran de un solo núcleo familiar abandonadas por su padres, desde jóvenes y estaban confinadas a la soledad. Desde joven, tenía trece años, les enseñe a utilizar la mente y el corazón para reflexionar.. Es necesario escuchar al alma para poder salir del camino y meditar, no es necesario discutir y tomar de los manuscritos una verdad antigua. Se debe aprovechar de la riqueza filosófica que nos da la experiencia y transfórmala en aprendizaje, debemos adoptar la nueva forma del Ser. Nunca, busquemos transitar los extravíos de la vida, porque allí no hay desafíos.

En Bachaquero, aprendí lo que es el desafío ante los grandes taladros que sacaban el oro negro. Una vez, apareció una mujer muy elegante con el cabello largo y rizado ofreciéndome café y en sueños me mostró una gran montaña con su vertiente de aire, debajo en los barrancos un ganado blanco que proyectaba pureza, cuando indague me dí cuenta que la emoción me llevó a un gran torbellino de aire que chusmaqueo mi  corazón y no logró tocar mi alma. Tuve que tomar mi  blandon y alejarme del lugar y volver a disciplinarme en la antigua senda. Uno de los más bellos discursos escuchados en este año pasado fue un domingo  de diciembre, era la obra de la virtud en nuestra alma y el seno familiar. Gracias, por esa doncella que proyecto una gran tranquilidad en la primera línea de la Iglesia. La disciplina no es confundir, es descubrir la verdad. He ahí el secreto, debemos aprender a interpretar el corazón.

Las  sempentirnas aireaban en Caja Seca. Palmarito, conocía de ese recorrer por las historias del tiempo, pero todo se acaba. Solo queda el tiempo de reflexionar y actuar-

 

 

{
}
{
}

Comentarios Las novieras del pilon

de verdad emiro me ha encantado ,  me gustan los misterios y jugando con la experiencia haciendo relatos  venimos de un ayer mas que sentido tiene volver a aquel  el presente siempre hay que mejorarlo  es lo unico que se puede
de verdad emiro me ha encantado ,  me gustan los misterios y jugando con la experiencia haciendo relatos  venimos de un ayer mas que sentido tiene volver a aquel  el presente siempre hay que mejorarlo  es lo unico que se puede
muy interesante  tu relato...nos invita a imaginar....gracias.

Deja tu comentario Las novieras del pilon

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre