Avisar de contenido inadecuado

Los mendigos enn carabobo

{
}

Los mendigos enn carabobo

     

 

 

 AVENTIS

LOS MENDIGOS EN CARABOBO

Simplemente debemos huir de Valencia, hay muchos forasteros  que vienen a establecerse en una ciudad que es tomada como ironía del país. Ya resulta una melancolía ver las calles de la ciudad repletas de gente ociosa que ensucian y afean los urbanismos. Muchos buscan en los sectos de basura alguna comida para mitigar el hambre y el duro caminar por las calles de nuestra ciudad porque son culturas encontradas que vemos en cualquier cafetería rebuscándose para pasar el día. Son ecuatorianos, bolivianos, peruanos, colombianos tras la búsqueda de una esperanza y en un país abierto al mundo, menos a los venezolanos porque tenemos una política inmigratoria no adecuada.

Toman frutas podridas y se sientan en los restaurantes al aire libre a comer sus porciones al lado de los turísticas y gente que viene a encontrar en algunos poblados del occidente, un poco de tranquilidad y alejarse del estrés de la gran capital. La mayoría de los negocios no tienen un lugar para orinar y defecar, éstos inmigrantes suramericanos en sus momentos de fastidio van a los rincones de la principal avenida de nuestra urbe a bañarse o priorizar sus necesidades primarias. Ya a las cinco de la tarde, la ciudad  se esta deshabitando para convertirse en una ciudad oscura y con poca vida nocturna, ya las cafeterías donde los escritores y cantores se reúnen para sus tertulias cierran temprano para no ser atracados por la policía o por los delincuentes apoyados por estos mendigos, que, conocen muy bien la ciudad y sirven de campaneros.

Generalmente ya no salgo de casa durante la noche y el vendedor de periódicos ya cierra a la una de la tarde por la inseguridad. Valencia se ha constituido en una ciudad difícil de convivir y se le suma que sus nativos son gente muy conservadora y apática a los problemas de la ciudad. Últimamente observamos una pobreza y miseria, donde las moscas son las únicas que conviven en los suburbios. En años pasados, todas mis compras las realizaba en Maracay, una comunidad más interesante y cuenta con la presencia de un gobernador más intenso con sus responsabilidades políticas y sanitarias en relación con el Estado Aragua.

Poca gente va a las ferias. Las franquicias y los empresarios solo se motivan a realizar pequeñas muestras de sus productos en sitios muy aislados de la urbe. Generalmente nuestras ferias no es en la ciudad, sino en las inmediaciones de La Plaza de Toros, un lugar con muchas barriadas sumamente peligrosas y con gente de diferentes sentimientos. Nuestro gobernador, Luis Felipe Acosta Charles, poco ha hecho en beneficio de nuestra entidad federal. Solo esperamos que en las  próximas elecciones generales salga por la puerta del fondo y ahora tenemos más visitantes de la mendicidad con su música reggetona y vallenata al permitir la invasión de terrenos con apoyo de la corrupta policía, la cual debe ser intervenida muy pronto por razones de moral y ética ciudadana.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Los mendigos enn carabobo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre