Avisar de contenido inadecuado

MADURO, EL TIEMPO DE LOS NARDOS

{
}

La Tecla Fértil

 TAGS:

  • Emiro Vera Suárez.

Siempre el signo religioso, lo encontramos presente en las protestas y su naturaleza estratégica, de allí que, los movimientos religiosos se apropien de grupos colectivos para hacer con ellos algunos servicios de solaridad y, avanzar con un lenguaje biblico a la conciencia de cada elector.

Las reuniones misales y los diálogos en los salones de culto protestante observamos su utilización para facilitar la organización de las protestas pacificas, fuera de los templos, se refleja otra realidad. El fenómeno geopolítico en el Medio Oriente es clave para reducir la historia en un fenómeno universal, para así, llegar a una comprensión satisfactoria de lo sucedido en Tierra Santa.

En Valencia, contabilizamos la semana pasada y presente varias protestas, todas tenían el mismo sentido critico de lucha, buscaban la justicia social, daban como término el diálogo, porque, algunas instituciones obviaban sus requerimientos. Como lo vengo expresando, la Iglesia ya no enfrenta una crisis de identidad, no le interesa donde pisa, actua libremente tras un ideal politico, dando lugar a una expresión lingüística como una manera de compromiso para revestirse de acción política e ideológica.

Se debe escapar del dogmatismo especulativo, sabemos el perfil de los rebeldes en Siria. Allí se vive una apariencia reduccionista que nos da una ontologia de un pueblo que desea vivir de su elemento fundamental, la religión como su vida citidiana en una tierra con arraigo antropologico. Obama, no ha descubierto su perfil como Premio Nobel de la Paz. Simplemente, busca ir hacia el dominio del pensamiento y una postura política clara hacia America Latina y el Medio Oriente.

La actitud de vértigo estadounidense no es causal, es un plan analizado por años y que cumple con varios ejes políticos que, en sus últimas fases tiene un ápendice religioso que motoriza una acción guerrerista por el poder enérgetico. La verdad, nunca sera revelada.

El presidente, Nicolás Maduro, sabe que en Venezuela, grupos aislados de nuestra sociedad aceleran un cambio, donde el tiempo es clave para adoptar y rediseñar un sistema adecuado de comunicación para destabilazar las áreas sensibles del país y provocar un golpe económico, aprovechando que nos regimos por leyes comerciales anticuadas y la falta de decisión  en gobernar de parte de alcaldes, gobernadores y concejales. Todavía seguimos siendo un sistema capitalista, poco,hemos avanzado en el transito socialista.

No solo la propiedad del capital alarma, sino también la tendencia. en que algunos personeros lo acumulan, se asignan dinero y se transfiere de una corporación a otra, de un bolsillo a otro. La infraestructura financiera de Estados Unidos mantiene un campo muy activo en nuestra revolución, debilitando los espacios del pueblos y sus inversiones en negocios locales. Este es un tiempo variado y rápido.

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario MADURO, EL TIEMPO DE LOS NARDOS

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre