Avisar de contenido inadecuado

Limitaciones de una sociedad en ascenso.

{
}

La Tecla Férti. Lo preocupante para mí es el desconocimiento que tiene un buen número de socialistas, sobre Carlos Marx. Lo peor es que han quebrantado la economía bajo una argumentación paraestatal, sin duda, el lenguaje recurrente en el campo político deja una manifestación cultural muy triste para las nuevas generaciones. La burocracia mal enfocada y el capitalismo pragmático nos viene destruyendo como sociedad, donde la razón primera como la segunda, la tiene un solo hombre e institución legislativa, la Asamblea Nacional, el presidente Nicolás Maduro Moros, se encuentra limitado políticamente por las fuentes del poder. Ya la Venezuela de primera es expresada de una manera ordinaria porque no tenemos capacidad de inversión interna, las transnacionales juegan con nuestros incentivos un importante perfil y, encarecen los productos con anuencia de funcionarios de menor jerarquía. El Estado venezolano no debe ser cortejado por nadie. Las primitivas orgias celebradas en Europa, nos llevan a un plano de integridad social que, más tarde Francia tejió un mundo de conspiración. Claro, la gente sigue pensando de una manera acelerada y la palabra ya no es de compromiso, sino de ejecución para favorecer al pueblo en las inversiones. La sociedad venezolana quiere progresar, pero, es necesario los cambios para ascender un nuevo capital militar, los civiles deben ser estrictos en la ejecución de sus funciones de control geo- territorial. En la sociedad capitalista, el hombre es un mercader, la idea es fijar mercaderes de comida y lencerías a lo largo de sitios especificados por las entidades Así actúan muchos revolucionarios y, no quieren apegarse a estereotipos ya establecidos. Se deben cultivar los talentos. Esos conocimientos utilizarlo en bendiciones para el progreso de una nación. El socialismo debe formar emocionalmente a la población y que sea cada militante el portavoz de las bienaventuranzas de nuestro tejido orgánico y mental. La lógica, nos indica que debemos utilizar las fuentes de poder para el bienestar positivo. Lo vengo diciendo desde un año atrás a través de mis artículos, el venezolano requiere es de trabajo y no que le regalen apartamentos, casa bien equipada y pensiones, esto, no atrae sufragios, ni solidifica a las organizaciones políticas. Para no hablar del gran negocio oscuro de los alimentos, por otro lado, llegó el momento de desmilitarizar la estructura del país y darle a los civiles, los cargos que se corresponden. Respetemos a los oponentes, eso de ofender en discursos, aleja la simiente o el semillero. Lo importante es que fracasó la teoría del pragmatismo capitalista y obliga al chavismo centrarse en una tercera vía, creando un gran movimiento de reflexión y lucha, como lo viene haciendo Marea Socialista. AD, resurgió, un trabajo arduo y de hormiga de Henry Ramos Allup, aprovechó su imaginación geográfica formando estrategias de intocabilidad y con sus tres Caballos de Troya remataron los últimos quince días de campaña y el presidente Nicolás Maduro Moros cometió un grave error, dañar la imagen de Humberto, cojo, Cellí en su propia tierra, aquí una gran masa de psuvistas decidieron ejecutar el voto castigo repito, éste hombre le dio de comer a los comunista en un período histórico de convergencia nacional, dándole trabajo en la antigua alcaldía y ministerios, muchos de ellos, le otorgaron casas del Banco Obrero en La Isabelica, nunca se las regaló. Eso de regalar es perder votos, bueno, vamos a un consenso y pactos progresivos y quedó demostrado, el chavismo se viene desgastando por la imposición de teorías francesas y trokistas en la dirección de un país, al Estado hay que darle una nueva dirección política.

{
}
{
}

Deja tu comentario Limitaciones de una sociedad en ascenso.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre