Avisar de contenido inadecuado

l. CNE, aupamiento a la MUD y al Psuv

{
}

 TAGS:undefinedLa Tecla Férti
No hay recetas mágicas en el campo político. Hay mucha gente que desea enviarnos a operadores ideológicos que jueguen con nuestra conciencia, allí se encuentran, en las instituciones públicas abonando terreno a un proceso que extravió su proceso histórico y en esa diversidad, solo responden a un deterioro sistémico ya aludido. No me interesan los líderes populares, responden a una corrupción masiva y se creen orientadores de una acción social fracasada, desde los CLAPS hasta la vivienda, por lo general son populistas y en corto plazo hacen emigrar documentos reservados a la organización del Psuv en su nivel administrativo y en una conducta antidemocrática y autoritaria, blasfema de los vecinos. Es un efecto negativo en acción y pensamiento. Empero en un primer paso, desde la ciudadanía, en la línea del cierre de la brecha entre los discursos, pasa por el reconocimiento y denuncia social de la existencia de estos "simplismos", seguido por su combate frontal a los verdaderos revolucionarios

Esto último exige una acción concreta de las personas que, en lo inmediato, debe reflejarse en el arma más poderosa con la que cuentan y que es conferida por el propio sistema democrático vigente: su derecho a ejercer el voto. Y la mayoría, deseamos elecciones regionales de gobernadores, porque al igual que en algunas alcaldías, algunos han incumplido en su gestión La respuesta es directa: votar con criterio propio, repeliendo toda expresión demagógica, populista y tendenciosa, favoreciendo, en la medida del margen de error que siempre estará presente, a los operadores políticos que planteen propuestas aterrizadas y realistas, donde el cómo hacerlas, aparezca explicitado con claridad, concreción y absoluta adecuación a lo que hay en términos jurídicos institucionales.
Esas propuestas deberán informar el contenido de ese discurso electoral renovado, en el que con transparencia planteen como procurarán sortear las resistencias emanadas del entorno en que deberán efectuarse. Discurso donde lo novedoso o efectista, desde el punto de vista mediático, tiende a subordinarse a la viabilidad política y técnica. Este cambio en la praxis de los operadores políticos no se dará por generación
espontánea ni surgirá de ellos mismos. Será el resultado de un cambio, verdadero y radical, generado desde las personas, quienes asumirán con mayor criticidad los discursos electorales ofrecidos, filtrando con rigor sus distintos componentes.

Variando las exigencias del elector, se precisará el discurso ofrecido por los operadores político-electorales, coadyuvando al cierre de la brecha entre aquel y el discurso reproducido desde la función de Gobierno.
“Dios hizo el mundo, pero los holandeses hicieron a Holanda” es una expresión muy popular en los Países Bajos. Se refiere a los grandes esfuerzos del pueblo holandés para construir diques en un terreno rodeado de tanta y tanta agua, por encontrarse bajo el nivel del mar. La tierra holandesa, como lo conocemos hoy, es el orgullo de cada uno de sus ciudadanos.
Así, no es de extrañar el ímpetu de este pueblo venezolano que siempre ha vivido luchando contra los embates de la naturaleza y la política militar, por qué no decirlo, de sus países vecinos. La identidad y la nacionalidad son aspectos relevantes que no se pueden poner en duda cuando se habla de Venezuela. Por eso, no es de sorprender la nueva noticia que circula en la prensa internacional sobre los nuevos métodos de sufragio y la inscripción de las organizaciones partidistas.
En un momento cuando la humanidad ha depositado ciegamente sus tesoros, tanto monetarios, culturales, artísticos, sociales como electorales en los sistemas informáticos, Venezuela da una campanada a la comunidad internacional al comunicar que tienen un sistema de conteo de votos confiscado a una élite. Aunque resulte asombroso, debemos volver al conteo manual, para evitar la intromisión de otras naciones. Desde luego, este comentario pone el acento en Rusia.
Recordemos que debemos ir de a elecciones generales pronto, y al pueblo venezolano y a las élites políticas les preocupa mucho que puedan jaquear los sistemas de computadoras actuales. Con esta medida, el país da por entendido que los sorprendentes resultados de las últimas elecciones a lo largo del orbe son producto de ciberataques telemáticos y de control ideológico.
Por supuesto, esto trae consigo varios inconvenientes estrictamente logísticos, sobre todo por la tardanza en los resultados y programas del CNE y TSJ en el juego del gato y ratón, irrespetando el sentir nacional, pero es un precio ínfimo en relación con el beneficio de resguardar lo más sagrado de un pueblo: la pureza del sufragio. “El ciudadano debe poder fiarse del resultado, de ahí que volvemos al papel de toda la vida”, El sentido común se impone a tantas y tantas teorías que explican resultados paradójicos en diversas partes del orbe. Es muy fácil pronosticar el pasado: esa ha sido la actitud conformista de los analistas internacionales, que ingenuamente creyeron en los imprevistos resultados electorales recientes del 6 de diciembre. Dieron por descontada la posibilidad de estar ante un fraude sin precedentes, y se dedicaron a explicar, con sonsacadas teorías, esa extraña e inesperada voluntad popular.
Eso no se limita a los Estados Unidos. Hoy todos brindan una y mil explicaciones para justificar resultados paradójicos en el orbe. Pueblos enteros se han preguntado: ¿qué pasó?, ¿cómo fuimos a votar así? Hoy se dibuja una clara respuesta al observar que esos resultados incomprensibles tienen un común denominador: el triunfador. Sí, en todas hubo un solo ganador: el Kremlin. ¿Me refiero a USA y Venezuela?
Creando aliados “elegidos electoralmente”, que a la vez son enemigos de los vectores propios de los pueblos, Rusia pretende debilitar a sus tradicionales enemigos. Sacar a Inglaterra de la Comunidad Europea, y nombrar a “un cabeza caliente” como Trump, sin duda beneficiará el poderío ruso. Ya hoy Vladimir Putin es considerado por los analistas políticos y la prensa internacional como el hombre más poderoso del mundo, y los sondeos prevén que su poder y su órbita de influencia se agigantan cada día más.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario l. CNE, aupamiento a la MUD y al Psuv

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre