Avisar de contenido inadecuado

Inquietud por la debacle revolucionaria y la caída de nuestro presidente Maduro.

{
}

Vigencia de Bolívar
 TAGS:undefined
El paramilitarismo, es una herramienta útil y un recurso humano que Venezuela y Colombia no pueden descartar al momento de combatir, lo importante, es que ya lo están uniformando, algunos de civiles y otros insertados en los cuerpos policiales. La muerte, reciente de una camarada de La Misión Nevado en Gramovén- Caracas, nos determina la acción improvisada de los puntos de control y que los militares, encargados de la delicada custodia de los ciudadanos, no tienen un engranaje previsto con los demás cuerpos de seguridad ciudadana, la ejecución del acto en el punto de control nos hace pensar en las imprecisiones que tienen los organigramas de trabajo de las gendarmerías nacional, estatal y municipal con el ejecutivo del Estado, el presidente de la república y el ministerio del interior. La camarada fue muerta por un segundo tiro certero de un funcionario que tiene un perfil más cercano a paramilitar que hombre destinado al control social, lo avisto como psicólogo y redactor de noticias de sucesos, que lo fui en los años setenta- 70- del reconocido Diario Hora Cero, del editor Antón Santana y Carlos Viso del Prette. en la ciudad de Valencia, Estado Carabobo, (Venezuela).
Siempre han existido, el asunto como controlar sus ejercicios en el control de la violencia, el fascismo italiano tenía su equipo, hace ochenta años, con sus camisas negras. En Colombia, los pájaros y los chuvalistas en la guerra desatada por los conservadores de los años cuarenta y cincuenta. O recientemente como las Convivir, organizadas por el ministro de Defensa, Fernando Botero Zea en tiempos del presidente Ernesto Samper, el mismo que nos habla de Paz y Cordura y fue jefe de organismo multilateral latinoamericano. En Venezuela, son los llamados colectivos.
Estos grupos armadas, vienen funcionando fuera de la ley y son admitidos por el Estado y, sus jefes reflejan un mayor control del poder miliciano, civil y militar, controlan zonas agrícolas, urbanizadas e industrializadas, tomaron fuerza bajo la ministra Iris Valera, quién les otorgó más beneficio que cualquier gobierno latino en la actualidad.
Por otro lado, los voceros y los medios publicitarios, vienen manipulando a los ciudadanos sobre la presencia norteamericana en nuestro Continente. Ellos, ya están desde décadas atrás. Pero, la carencia de sistematicidad en la progresión de un cambio social hacia la izquierda o derecha, los ha llevado a una contradicción de principios ideológicos y programáticos. Cuba, no debe prestarse para ese juego, debe abrirse hacia el mercado mundial, como lo hizo Mao Tse Tung, manteniendo su doctrina originaria, el pueblo cubano debe pensar en sí mismo y resguardarse en tiempos de tormenta por venir, ya que el narcotráfico y el paramilitarismo ha quebrado a la izquierda centro y latinoamericana, creándose grupos económicos que vienen distorsionando los planteamientos de Stalin, Lenin, Trotsky, Rosa de Luxemburgo, Mao y el mismo Marx.
Con Samper, nació el embrión del paramilitarismo, con Acción Democrática se formó el núcleo de las bandas armadas que dio lugar a los colectivos, para arremeter a los manifestantes y estudiantes en un momento de violencia. Álvaro Uribe Vélez y Hugo Chávez Frías, solo fueron precursores de estos movimientos, pero su enlace con el mundo bajo del oscurantismo político, ya los hace incontrolables y. deben ser eliminados o dispersados, esto, quiere decir que se deben formar nuevas fuerzas de choque y la GNB y PNB, un organismo recién creado bajo la visión de la antigua policía metropolitana. Deben ser eliminadas como fuerzas guardianas para forjar un nuevo grupo élite de control fronterizo, social y urbano, ya sabemos las razones, muy explicitas.} Varios años después, y ya vistos los resultados siniestros de las Convivir, su más activo promotor, el ex gobernador de Antioquia Álvaro Uribe Vélez, trató de convencer de que sus Convivir eran tan sanas e inocentes como los boy scouts o los niños cantores de Viena. Cuando yo había tenido el atrevimiento de llamarlas “Conmorir”, en vista de sus, ya dije, siniestros resultados.
Ernesto Samper, Piedad Córdoba, Álvaro Uribe Vélez, Juan Manuel Santos, Noemí Sanín y, los venezolanos ya conocidos en nuestra república, reflejan un solo sentimiento en este gran Dorado que es La Gran Colombia, (Venezuela- Colombia) y ya, sabemos de sus alianzas internas para proveerse de nuestras riquezas, mientras el pueblo se deteriora más cada día y sufre de hambruna.
La música está estrechamente unida a estas etapas fundamentales en la historia de los pueblos y, ha tenido un efecto extraordinario en la política, en las guerras y conflictos. No por casualidad, Willy Arteaga aparece en las marchas opositoras, ya entro en la historia y los sonidos de su violín serán un símbolo dentro de cinco o diez años, al mañana. Los Psuvistas, los viejos adecos, en este caso, tomaron en Acción Democrática – AD- sus viejos recuerdos y los stocks y slogans utilizados en las campañas electorales del Psuv, tuvieron su primer laboratorio en éste popular partido del pueblo, como escritor y periodista. por ejemplo, revisando mis notas y fotos colocadas en albúmenes, vemos que no hemos evolucionado, la propaganda y el adoctrinamiento es el mismo.
Un ejemplo, En la tarde del 7 agosto de 1819, cuando apenas terminaba el fragor de la batalla y en el propio campo de Boyacá, el alférez José María Cancino con cinco músicos que reunió después del combate tocó una improvisada contradanza que denominó “La Vencedora”, en honor a las tropas victoriosas. Durante muchos años se consideró como himno nacional colombiano. Pocos saben ahora que existió. Bolívar, siempre tenía sus músicos y hablar del Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia y Venezuela era lo mismo, una sola nación, libertada con una sola espada y bajo la colaboración de un solo comando, Antonio José de Sucre y un ideólogo, entregado por egoísmo al gobierno español, Sebastián Francisco de Miranda quien fue encarcelado en mazmorras, hasta morir.
Por lo mismo, Willy Arteaga y el General Isaías Baduel, en caminos distintos forjaron el nuevo acontecer histórico nacional, lo dirá la historia, no yo. La patria sigue, los hombres enrumban nuevos trayectos a una eternidad cíclica, conocemos la historia por venir, esta Constituyente es de ignorantes, deforman la idea del Estado- gestor y solo responde a un ideario extranjero, aunque comparto esas ideas de izquierda, no puedo avalar la destrucción de mi contexto geopolítico y territorial por manos extranjeras, ni del norte, niponas, chinas o isleñas, somos venezolanos, nos parió Bolívar y Chávez, diferentes ciclos, una sola realidad, la patria.
Uno de los géneros que estuvieron en boga en España a finales del siglo XIX, fue el de las “habaneras”. Eran canciones, que entonaban los soldados del ejército español que regresaban maltrechos a su patria, después de haber logrado sobrevivir durante la guerra en Cuba, y en las que se recordaban vivencias y novias que habían quedado en La Habana. El gran vínculo político y cultural entre Cuba y España, se debe en parte a estas habaneras que se escuchan aún en Cuba y en los “tenderetes” o tertulias familiares en las islas Canarias.
A Cuba y Venezuela, hay que cuidarlas de estos injerencistas que quieren dominarlas, a costa de sus procesos y revolución, todos corruptos y amantes del mal. Por siempre Fidel y Chávez

{
}
{
}

Deja tu comentario Inquietud por la debacle revolucionaria y la caída de nuestro presidente Maduro.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre