Avisar de contenido inadecuado

Fidel Castro Ruz y el contexto latino

{
}

Hombres que Hacen Historia.

Hemos cerrado un ciclo político y abrimos otro. Y México, será el nuevo ojo del huracán por su petróleo y las maquilas, es un nuevo modelo de hacer política, cuyas estrategias nos van a demostrar nuevas derrotas y el aporcamiento de líderes izquierdistas en el baúl de la derecha. Es la que esta burocratizada y corrupta y se da la mano con los militares que traicionan a la patria enrolándose al pirataje de la comida y desafiar el estamento militar y, esto, me trae recuerdos gratos y de frustración al ver a mi padre y tío, cumplir su jornal como suboficiales en la marina de guerra, en la base naval Agustín Armario para mantener las fragatas y destructores listos para el combate de primera línea, hoy, muchas de esas naves son chatarras andantes, porque, las nuevas tienen un alto costo financiero y se debe invertir en la construcción de viviendas a los inmigrantes y musulmanes que creen que ésta tierra es el Medio Oriente, ( Libia, Mesopotamia, Irak, Ucrania y Siria) y aquí tendrán la solución definitiva de sus problemas por la regaladera que mantiene el Estado a quienes no desean construir una nación, sino ser parásitos del Estado.
Por fin, le toca el turno a López Obrador, no quiere aceptar una nueva derrota, el tiempo le favorece y los mexicanos están comprendiendo que deben tener sus papeles en regla, la mayoría son etnias, campesinos que van y vienen, pocos líderes urbanos hacen el trabajo proselitista en las bases populares, (Casas de Misiones) y ahora, van por la revancha.
Aunque hay un reflujo hacia la derecha. Los partidos de la revolución en sondeos electorales marcan un proceso histórico. Tal y como ocurrió en la revolución de 1910 y con el levantamiento zapatista en 1994, México en 2018 podrá poner una vez más el ejemplo al mundo.
Lo más importantes, es que debemos evitar la militarización del país. Los reportes de seguridad en América Latina y Centroamérica reflejan a menores de edad y militares involucrados en actos ilícitos en asuntos alimenticios y del narcotráfico, han rebasado las líneas de confrontación y seguridad en las entidades regionales.
Los EE.UU. prosiguen con su proyecto de los diferentes programas de intervención hacia el Sur, pero, necesita anclar sus portaviones en Chile, Perú y Capernamuco- Recife, cerca de la Guyana francesa y arropar a las cuencas hidrológicas del Guaraní y todo el espectro de la Faja del Orinoco y Arco Minero, jamás el presidente Nicolás Maduro Moros debió tocar estos proyectos, los chinos, también están detrás de dos cerros que contienen minerales para construir conductores para la fase tecnológica de sus computadores.
Hoy en día, quien fuera presidente mexicano, Vicente Fox, hace gala de su supuesto patriotismo, pero el 1 de octubre de 2002, durante su mandato y el Gobierno de George W. Bush, permitió que México se incorporara al Mando Norte estadounidense (Northcom) y entrara a formar parte del perímetro de seguridad militar de Estados Unidos de manera oficial.
Otro antiguo mandatario mexicano, Felipe Calderón, también se queja de los planes de Donald Trump para construir un muro en la frontera entre México y EE.UU., pero fue quien subordinó totalmente los militares y las fuerzas de seguridad a Washington.
De hecho, Calderón y Barack Obama armaron numerosos 'fusión centers' —un modelo primero ensayado en Irak y Afganistán— en territorio de México, en donde agentes estadounidenses y mexicanos "comparten información". En esa época, los drones de EE.UU. también comenzaron a sobrevolar territorio mexicano.
Con el actual líder de México, Enrique Peña Nieto, la situación se ha agravado. Ahora, los agentes estadounidenses se visten con uniformes militares mexicanos para participar directamente en acciones de seguridad pública, de acuerdo con información del 'Wall Street Journal'; por ejemplo, en la detención de 'El Chapo' Guzmán de febrero de 2014.
Hablo de México, porque es la apertura de la gran garganta hacia el Caribe, que son islas inglesas colonializadas y nunca serán venezolanas. Petrocaribe, no garantiza absolutamente nada y Venezuela, poco se ha preocupado en formular un arco de confrontación bélica en ese territorio insular y quebrantar el programa Balboa y Cóndor II, sin olvidar las bases militares en Colombia.
Las escenas recuerdan los operativos de los EE.UU. en Yemen, Afganistán o Irak en que se dispara de manera indiscriminada en contra de los supuestos "enemigos" sin primero averiguar sus identidades.
Incluso cabe la hipótesis de que el operativo hubiera sido ordenado y operado directamente por soldados estadounidenses. Es importante recordar que las fuerzas armadas no tienen el derecho de actuar de la misma forma que los delincuentes.
Nuestra Constitución prohíbe la pena de muerte y garantiza a todos los ciudadanos el derecho a la presunción de inocencia y el debido proceso. Las ejecuciones extrajudiciales no tienen lugar en el marco de un Estado de Derecho.
Si la procuración de justicia no sirve para detener y desarmar a los delincuentes, la respuesta no debe ser ¡Mátenlos en caliente! Ni la militarización del país, sino una profunda limpieza de las instituciones a partir de una transformación política de fondo.
Con todos estos hechos, no debería sorprender que el pasado 31 de enero, la jefa del Northcom, la general Lori Robinson, realizara una visita secreta a Tapachula (Chiapas) de la mano del canciller mexicano, Luis Videgaray, y la embajadora de EE.UU. en México, Roberta Jacobson, para asegurar que todo estaba "en orden" en "su" frontera sur.
Por estos motivos, no es gratuito que Peña Nieto y Trump no quieran dar a conocer la conversación que tuvieron el pasado 27 de enero. Todo parece indicar que hay un acuerdo secreto entre ambos mandatarios para abrir México de par en par a las fuerzas militares estadounidenses a cambio de impunidad para Peña Nieto y respaldo político para la presunta unión del Partido Revolucionario Institucional y el Partido de Acción Nacional (Prian) en las elecciones presidenciales mexicanas de 2018.
Cuba, también se abre hacia el norte, la embajada estadounidense tiene mucho trabajo. Durante los últimos días tuve la oportunidad de leer un sinfín de crónicas y notas de opinión en relación al sensible fallecimiento de Fidel Castro Ruz. El personaje en cuestión, enorme por su accionar y sus ideas, cambió el rumbo de América Latina. Y eso amerita que existan diversos balances, en su gran mayoría -hay que decirlo con claridad- favorables a su legado, a su obrar político: popular, transformador, hereje, subalterno, plebeyo. Pero, la gente ignora que estabilizó a Venezuela mediante sus conversaciones con Carlos Andrés Pérez, algo que los norteamericanos no pudieron incidir, más allá de Machurucuto. La Cuba de Fidel es la que consiguió, con la diplomacia de los pueblos, torcer el voto de importantes países en la Organización de Naciones Unidas para denunciar el criminal bloqueo norteamericano -incluso, este año, hasta el propio EEUU tuvo que votar abstención para evitar una nueva derrota contundente-. La Cuba de Fidel es la que permitió cubrir todas las necesidades de los niños de su país, en un mundo donde estos son arrojados al vacío permanentemente. Fidel puso a Cuba en el mapa mundial, le guste a quien le guste, y le pese a quien le pese. Fue un destacado "global player": dotó a una isla pequeña de una entidad superlativa en el escenario global
A la pregunta "¿Qué era Cuba sin Fidel Castro?" se la puede responder solo leyendo las crónicas de las administraciones previas a la Revolución Cubana, allí donde el gobierno norteamericano fungía como gendarme eterno de un suelo que le era ajeno. La Cuba de Fidel es la Cuba de la salud y la educación pública para grandes y chicos, reivindicada por UNESCO y UNICEF en reiteradas ocasiones.
Y no sólo marco a fuego el Siglo XX: también lo hizo durante los primeros años del siglo que transitamos: ideó la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América durante 2004 y cofundó la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad al año siguiente. Pero lo más importante: tuvo destacada participación -aún sin estar presente físicamente- en el "No al ALCA" de Mar del Plata 2005, cuando desde La Habana monitoreó paso a paso la Cumbre de las Américas y la contracumbre que se desarrollaba con movimientos sociales en el estadio Mundialista. El propio Hugo Chávez, en aquel recordado discurso del "Alca, al carajo" dejó en claro que el nacido en Birán había estado detrás de todos los detalles del evento.
Pero la izquierda venezolana, dejo a Chávez sin herramientas de trabajo, solo Elías Jaua, Roy Chardeton y los hermanos Lanz junto a Mario Silva alzaron la voz para que el pueblo participará en la revolución, permanecen todavía inertes, esperando una tarjeta del Estado para permanecer en sus madrigueras durmiendo, la mayoría son indocumentados o hijos de inmigrantes.

Durante sus últimos se reunió con Francisco, Putin, Xi Jinping, Cristina Fernández de Kirchner, Mujica, Maduro, Correa y Evo Morales, entre otros. Escribió sobre la progresiva irrupción de un mundo multipolar y sobre el importante rol de China y Rusia en esa nueva configuración, donde América Latina y el Caribe deben ser uno de los polos de ese mundo emergente, distinto al unipolar verificado tras la caída de la URSS. Fue un estratega de la geopolítica, analizando todas las variables del plano internacional, a la par que seguía el día a día del plano domestico -el que determina la cotidianeidad de los cubanos, su humor social-.
En síntesis: el mayor legado de Fidel es la reivindicación de la política como herramienta de transformación de la vida de las mayorías. Ni más ni menos. Fidel, lejos de ser un voluntarista utópico, siempre tuvo claro que la política podía transformar, modificar lo establecido. Que se podía torcer el "destino manifiesto" que decía que Cuba tenía que ser una isla satélite de la principal potencia mundial, ubicada a escasas 90 millas de la isla. Que se podía hacer de América Latina y el Caribe un lugar más justo, menos desigual. Que se podía hacer la Revolución en un lugar donde los manuales desaconsejaban aquel accionar.
Fidel murió. Sus ideas, tal como él lo hizo saber en el último congreso del Partido Comunista de Cuba -que fungió casi como una despedida pública- quedarán vivas en millones de personas que hoy lo lloran, pero que tomarán su legado para hacer de este mundo un lugar un poco más justo.
Las estadísticas desplegadas por las ONG reflejan una desigualdad creciente en el mundo que no dejan lugar a dudas: estamos ante uno de los momentos de mayor concentración de la riqueza de las últimas décadas, donde justamente el neoliberalismo se viene expandiendo a escala global. ¿En qué cifras concretas se expresa esto? ¿Hay alguna contratendencia regional? ¿La desigualdad es mayor para las mujeres? Vayamos por partes.
Ocho hombres -Bill Gates, Warren Buffett, Carlos Slim, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg, Amancio Ortega, Larry Ellison and Michael Bloomberg- disponen de una fortuna sumada de 426 mil millones de dólares, equivalente a los recursos de 3.600 millones de las personas más pobres del mundo, de acuerdo al más reciente análisis de este organismo. En el informe también se da cuenta de los 7,6 billones de dólares ocultos en paraísos fiscales, y de la profunda desigualdad de género, que se verifica en un dato puntual: de los 1810 millonarios del mundo, el 89% son hombres.
Como contratendencia, Oxfam, una ONG cita a América Latina y particularmente a Brasil, durante los períodos de gobierno de Lula, mencionando los aumentos del salario mínimo y las políticas de ampliación de derechos sociales (allí está el ejemplo de las empleadas domésticas, tomado en el informe como paradigmático en cuanto a la inclusión). Paradójicamente, todo ello está hoy puesto nuevamente en jaque, visto y considerando la ley PEC 55 -prevé el congelamiento de inversión social por los próximos 20 años- que implementará el gobierno de facto de Michel Temer, que arribó a Planalto a través de una maniobra destituyente que fue catalogada como "golpe parlamentario" por diversos analistas y medios de comunicación.
Primera conclusión: mientras América Latina conseguía, durante la última década y media, un pujante cuestionamiento al neoliberalismo, este avanzaba raudamente a escala global, tal como demuestra el informe de Oxfam, aun cuando la unipolaridad norteamericana comenzaba a ser cuestionada. El intento de "restauración conservadora" que actualmente emerge en la región viene a profundizar -y en algunos casos a instaurar- localmente un modelo que es desigual globalmente, pero que en nuestra región había quedado severamente cuestionado tras las profundas crisis económicas y políticas de inicio del siglo XX.
Algunos dirigentes izquierdistas, pasaban información y engañaron a los movimientos populares.

Segunda conclusión: el mundo va camino a un "cuello de botella" cada vez más extendido, que amenaza cualquier tipo de estabilidad política-económica a mediano plazo. "En los próximos 20 años, 500 personas legarán 2,1 billones de dólares a sus herederos, suma que supera el PBI de India (1.300 millones de habitantes)" dice Oxfam, ilustrando en un ejemplo bien concreto los peligros que asoman en el horizonte.
Al momento de conocerse esta información, que llega año tras año en la previa al Foro Económico Mundial de Davos, también se conocen las proyecciones "a la baja" del FMI para toda América Latina de cara a 2017. Estos datos son especialmente significativos para Brasil y Argentina, cuyas nuevas gestiones de gobierno habían sido saludadas por las autoridades del FMI por su orientación abiertamente libre-cambista.
"La revisión a la baja en América Latina refleja en gran medida una menor expectativa de recuperación a corto plazo en la Argentina y en Brasil, tras las cifras de crecimiento que defraudaron las expectativas en torno al segundo semestre de 2016" cita textualmente el informe, que entierra las previsiones anteriores (en octubre de 2016, Argentina aparecía con una previsión de crecimiento de 2.7% para 2017)
Tercera conclusión: el mundo del Foro de Davos y el FMI es a todas luces distante de las necesidades diarias de miles de millones de personas, que son precisamente las que tienen que "sacrificarse" en vías a un futuro que, desde los discursos de la ortodoxia liberal, siempre es prometedor, pero al que jamás se llega por la vía del "derrame".
Trump, viene hacia Suramérica, nada lo detiene, todos los programas económicos lo avalan y, por eso ataca a los medios informativos mediocres, sabe que es un empresario exitoso y controla a las mujeres, me refiero a las organizaciones de belleza y las grandes fiestas, atrás se mueven estructuras económicas, algunas veces direccionadas por izquierdistas amantes del dólar fácil y los negociados en paraísos fiscales que incluye el narcotráfico y la distribución de alimentos en países exclusivamente importadores.
Fidel y Chávez, tienen bloqueado a Donald Trump y Mario Silva lo viene demostrando, ojalá a Nicolás se le ocurra llamarlo a Miraflores, no como un fiscon, sino como a un revolucionario. Hay que detener el Neoliberalismo que nos acaba la estructura socialista y el venezolano, solo sabe ir al mercado a comprarse un paquete de harina para saciarse de consumismo. Fue una larga lucha de Mao Zedong hacerle entender a los chinos que había que mirar hacia el futuro.

 TAGS:undefined

{
}
{
}

Deja tu comentario Fidel Castro Ruz y el contexto latino

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre