Avisar de contenido inadecuado

falsa idealidad americanista

{
}

Vida Cristiana

 TAGS: He llevado una vida intensa y acoplarme a las nuevas circunstancias me ha sido difícil. Siempre he tratado que mi existencia tuviese un nuevo comienzo, La Biblia es una razón sólida para grabar esa esperanza en mi corazón, en un principio las oportunidades de congregarme fueron muy gratas hasta ir a las aguas bautismales, a través de las verdades bíblicas comprendí que existía un fuego en mi interior que me llevaba ir de puerta en puerta a repartir tratados cristianos y vender porciones bíblicas, la vida fuera de la Palabra de Dios es muy limitada en cuanto al gozo de sentirse y realizar un trabajo hacia lo demás. Ha sido un placer para mí y el hermano Elicerme Sequera ir junto a otros hermanos al Occidente de Carabobo a llevar no solo alimento espiritual, sino hacer trabajo comunitario a favor de todo un colectivo. He entendido la palabra evangelio y la población vecina de mi hogar, Miranda se convirtió casi durante catorce años en el seno de nuestro nuevo hogar. La idea fue establecer allí una asamblea y, se prosperó para cumplir tan loable misión. Con todo, logramos que nuestros hermanos se conocieran cara a cara emulando una sincera amistad y confiabilidad, los más jóvenes constituyeron una verdadera bendición a Dios, obtuviendo lo que tanto deseaban, aprender de la vida misma. He aprendido que una familia cristiana debe ajustarse a los gastos cotidianos y no llegar a la pobreza, a sabiendas de la crisis económica del nuevo mundo. El ingenio es un aporte fundamental para evitar la compra de comestibles por impulso abarrotando los mesones de alimentos repetidos, constituye una vieja práctica comercial donde prevalece el consumismo y siempre debemos estar alerta ante lo imprevisto. Lo importante, es buscar y lograr un trabajo gratificante, donde tengamos oportunidad de disfrutar de un mundo que constituye nuestro contexto político. Los modelos y enseñanzas de Jesús tienen el poder de cambiar nuestros viejos hábitos por una nueva actitud que favorece a nuestro prójimo yel haz, nos convierte en un ser misericordioso y no un salteador del camino, que, origina la delincuencia como la inseguridad en un determinado territorio. Muchos amigos fueron lapidados por el viejo sueño americano. Adoptaron una política en sus vidas que los llevaron a un fracaso rotundo. Creyeron en un sistema político absurdo, donde el libre comercio y la libre empresa duplicarían sus ganancias, se olvidaron de los empresarios e industriales. Muy pocos, están sumidos en una pobreza absoluta, a pesar de la ayuda obtenida de familiares cercanos. Es la batalla por la ilusión de alcanzar riquezas frente a una sociedad utópica, simplemente perdieron la iniciativa y la veracidad de sus propias palabras. La vida humana y el universo son una creación de la física cuántica por medio de una mano omnipresente cuya energía dio comienzo a la actividad humana para constituirnos en Cíclopes de una antigua luz espacial que le dio comienzo a otras galaxias y somos parte de una gran estrella que fluctúa tras el camino de la luz, desviando la oscuridad y sus componentes adversos, como los espíritus malignos, ángeles caídos y mutantes que trastocan la noche. Me acompañaron en mis estudios, los filósofos, Alejandro Rossi, Juan Nuño, Javier Pérez Esquivel, Federico Riu y otros que acompañados por el misionero Eduardo Fairfield y Guillermo Williams dieron a entender mi futura disciplina fundamentalista. Para mi no resulta extraño enfrentarme a mi mismo. Es darle sentido a mi pasado para pernoctar el presente en el recuerdo y con voz propia a esta edad caminar hacia el futuro. Estoy construyendo de nuevo mi territorio, luego de una gran batalla. Primero, luche contra los falsos evangélicos acantonados en los burdeles y que los descubría a mi paso y daban auras de santidad en los recintos y algunos de ellos practicaban el sexo anal para no embarazar a sus conyugues, claro, no había testigos y por lo tanto en La Biblia tenemos nuestras propias leyes y normativas. En segundo lugar, la maluquera de algunos de ellos hacia sus propios hermanos de fe y por último explicitar mi propia existencia. No hay mucho que decir o emprender. Habito junto a mis libros y La Biblia para escribir versos, crónicas y todavía preparar mis clases universitarias. Jamás súpose que mi vida tendría mil historias para dormir en una sola habitación, los estantes guardan mis textos en una silenciosa y grosteca monta de mis sueños y viejas homilías que daba en las zonas suburbanas y comunidades de mi carismático Estado, porque, ni los gobernantes y alcaldes se han puesto de acuerdo para gobernar. El problema de todo el asunto es que nací en Puerto Cabello, ciudad junto a la mar y el truco de mi nacimiento es que nací en el viejo hospital, cuando estaba ubicado cerca de la Plaza de Los Almendrones. Es inevitable pensar en lo obvio, siempre de pequeño le daba vueltas y remolaba hacia el malecón para correr al aire libre y ver a las sirenas escupir agua por sus deliciosos labios, algo que el escultor esbozo en sus pensamientos abiertos y al ver aquella mujer esbelta perseguida por los corsarios, un ingenio que trata de confundir a los turistas que evaden su mirada hacia el Castillo de Puerto Cabello, donde los fantasmas transmutan sus espacios recordando cuando los ingleses quisieron desembarcar en sus costas y ahora desean desembarcar bajo el sueño de veinte y ocho países. Pero, la existencia es una comiquita confrontada por el dogmatismo religioso que nos persigue desde la infancia, gracias a los españoles e ingleses acá acantonados y que llevaban como disfraz La Biblia bajo sus brazos, sin duda, un verdadero despitaje a la religiosidad de algunos.

{
}
{
}

Comentarios falsa idealidad americanista

Deja tu comentario falsa idealidad americanista

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre