Avisar de contenido inadecuado

España y USA, espían a Venezuela con drones. ¿ Es posible?.

{
}

La Tecla Fértil
 TAGS:undefined
Estados Unidos de Norteamérica viene preparando los primeros pilotos para manejar drones, en su base militar, ubicada en Texas, y cuya denominación es Hollman. La idea es familiarizarlos con los equipos de control y enlaces para el presunto control de movimientos migratorios y escenarios terroristas, por la gran cantidad de terroristas que viene llegando a Europa y algunos piensan bajar a Latinoamérica, entrando por los puertos y aeropuertos venezolanos, con credenciales ya legitimados por algunas aduanas.
Sin embargo, se visualiza –dicen- como una opción “interesante” de cara a aumentar la participación de España en la misión de EUTM-Malí contra el yihadismo en el Sahel, sustituyendo parte a parte o a la totalidad de la unidad de drones Reaper que en la actualidad tiene Francia desplegados en Niger
España, maneja una buena tecnología y sus hijos son muy disciplinados y arrogantes en el trabajo político y, de allí, la importancia de Pablo Iglesia y Monedero de unirse al Partido Socialista Español, (PSOE) DE José Luis Zapatero-amigo personal de nuestro presidente Nicolás Maduro Moros, y avanzar hacia una política unitaria de izquierda hacia el Continente del Sur, por la gran cantidad de riquezas que refleja.
Defensa busca por el momento una base que determine su centro operativo, no tendrán una base estable. Ésta irá rotando entre las bases de Morón de la Frontera (Sevilla) y Talavera La Real (Badajoz), siendo Torrejón de Ardoz, su base central de operaciones.
Sin embargo, en el Ejército del Aire y en Defensa se sabe, ateniéndose a la cartografía aeronáutica, que el espacio aéreo para el vuelo de los Reaper sobre la península es muy reducido. Los cuatro drones MQ-9 ‘Reaper’ que España ha adquirido para el Ejército del Aire serán entregados entre 2018 y 2020, junto con los equipos y estaciones de control para su funcionamiento.
Además de las rutas de tráfico civil, hay que tener en cuenta que para volar estos drones es necesario cerrar parte del espacio aéreo en una distancia considerable para que no interfiera con las actividades de ningún aeropuerto cercano.
Según explican fuentes militares, tanto Defensa como el Gobierno tienen sobre la mesa una propuesta de estudio para enviar algunas de las unidades adquiridas a Malí. De esta forma, se obtendría una capacidad operativa básica en un entorno técnicamente menos limitado como los cielos del desierto del Sahel.
Muchos de los drones industrializado para el aporte civil de la industria de la construcción y vigilancia privada, viene con un agregado de tecnología estadounidense y, los franceses desean manejarse en estos términos.
Estas misiones a nivel militar, como civil suponen un conjunto de condicionamientos técnicos, logísticos, legales, económicos y la activación de políticas fundamentales.
Fuentes próximas a Moncloa admiten que se trata de “una posibilidad factible, aunque aún en una fase de estudio inicial”. Una misión de ese tipo supondría una serie de condicionantes técnicos, logísticos, legales, económicos y políticos importantes.
Sin embargo, se visualiza –dicen- como una opción “interesante” de cara a aumentar la participación de España en la misión de EUTM-Malí contra el yihadismo en el Sahel, sustituyendo parte a parte o a la totalidad de la unidad de drones Reaper que en la actualidad tiene Francia desplegados en Niger. Estos drones pesan cerca de 1.000 kg, podrá llevar armas y tienen una autonomía de 20 horas. Se podrá controlar desde España, aunque esté actuando a miles de kilómetros.
La tecnología española se viene convirtiendo rápidamente en productos comerciales, otro gallo está cantando. USA y España, están haciendo investigaciones y desarrollos corporativos, que el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) ya ha convertido varios modelos de UAV (Unmanned Aerial Vehicle), que es como se llama en el gremio a la familia de drones y demás vehículos. Todos son de observación y, según el INTA, “son capaces de realizar misiones automáticas que pueden modificarse sobre la marcha” a medida de la información que vayan obteniendo.
A muchos, ya se le ha incorporado pequeños misiles de alta precisión para acciones muy específicas.
El INTA, no es un lugar secreto e ilocalizable, aunque dependa del Ministerio de Defensa y sea la punta de lanza de investigación para muchos de sus proyectos voladores. Tiene dirección y teléfono conocidos, está cerca de la antigua base norteamericana de Torrejón y allí hablan orgullosamente de que en sus hangares se está terminando de engendrar el nuevo drone español con tecnología norteamericana.
Otra parte que enorgullece al equipo español es que el avión “tiene un radar de apertura sintética, que le permite ver a través de la capa de nubes (el espectro visible y el infrarrojo no se ve a través de ellas). O sea, que se pueden realizar misiones en cualquier circunstancia meteorológica”, según el director del proyecto aeronáutico. Siendo fácil su operatividad en territorio caribeño y las costas internacionales que van desde Guatemala hasta Venezuela, con el soporte de los armadores de la IV Flota norteamericana anclados en Curazao y Antillas Menores y, que son parte de Petrocaribe.
Muchos drones de tecnología española-norteamericana han prestado vigilancia marítima en el Peñón de Gibraltar y el Pacifico, sobretodo en el recogimiento de datos en casos de riesgos químicos y en Japón, para pruebas científicas se han enviado estos drones para revisar la central de Fukushima sin peligro de contaminación para humanos, en este caso, los satélites son de gran importancia.
Eso significa que los Ejércitos españoles, podrán realizar operaciones desde cualquier centro de control en territorio nacional, pero operando en otros países. De hecho, así son los ataques estadounidenses.
Y, a la hora de un ataque militar internacional y operaciones de espionaje en el Sur, Venezuela no es ninguna excepción, más allá de los convenios firmados por el presidente Hugo Chávez Frías, porque Maduro a pesar de que fue el gran gestor desde la Cancillería ha sido atacado duramente por los bachaqueros y los militares escondidos desde sus bases, los mercados mayoristas de alimentos, un punto de control certero de sus enemigos desde el mismo gobierno.
Los que utilizan ahora los militares españoles en las misiones son similares a su predecesor, el mencionado SIVA con el que entrenan en España (también del INTA), que se maneja por radiofrecuencia, cosa que “acorta su alcance hasta, como máximo, el horizonte”, nos detallan. Eso sí, con tecnologías punteras a bordo, como cámaras y sensores para la observación del campo de operación. Hace tiempo que cualquier unidad destinada a zonas de conflicto –en concreto, en Afganistán– se vale de los pequeños Searcher de fabricación israelí y los RQ-11 Raven que toman imágenes y datos de la zona de operaciones. También ayudan a la “corrección del tiro artillero”.
Los operadores de ‘drones’ manejan los aviones solo con los datos que aportan los instrumentos de navegación, como lo haría de noche un piloto convencional El control de estos aparatos es similar al de los tripulados, “e incluso a veces más complicado porque, al no haber piloto, cabe más instrumental”, nos cuenta el comandante Miguel Ángel Pérez Cabrera, jefe de la recién creada Escuela de Sistemas Aéreos No Tripulados de la base aérea de Matacán (Salamanca) del Ejército del Aire.
Las medidas de seguridad para el vuelo son exactamente las mismas. Porque, aparte de la seguridad de los ocupantes, que aquí no los hay, está la de la población y de las otras naves. Así que es igual de necesario que se respete el espacio aéreo, que haya controladores implicados.
Una vieja usanza norteamericana desplegada por los franceses y norteamericanos en Libia, Irak, protagonizada por franceses, españoles y norteamericanos con fuerzas militares de la alianza
En aviación se suele decir que un piloto vuela, navega –sabe ir de un punto a otro– y comunica; pero en el caso de los pilotos militares se añade el elemento combate, “en su sentido amplio: labores de inteligencia de vigilancia, adquisición de objetivos, transporte de tropas y material”
Por ahora, se forman “operadores” (así llaman a estos pilotos) para UAV de observación, ya que son los únicos que maneja España, pero cuando el Milano esté listo, “la formación para misiones de combate será muy específica; es lo que llamamos perfeccionamiento”. Hoy día, el Ejército español admite entre los alumnos de esta Escuela a cualquier tipo de militar sin formación específica, pero es probable que los requisitos cambien para estos aviones más grandes y poderosos. La propia OTAN está tratando de homologar los títulos y la formación del personal de vuelo.
Y, ya hablé, está claro, la utilización de mercenarios provenientes del Medio Oriente para una población triangulada contra Venezuela.
Ha llegado el momento de la verdad, “el ambiente del centro de control es fundamental”, advierten fuentes militares. La ventaja de los drones es que el operador está a miles de kilómetros de la misión y no sufre el estrés de vibraciones, ruido e incomodidad de la cabina de un avión, lo que puede mejorar mucho el aguante y la concentración.
Debe recrearse el ambiente de un vuelo en condiciones instrumentales, es decir, como si fuera de noche o sin visibilidad, que es cuando trabajas con los datos del instrumental, y no con la vista y las sensaciones. De otro modo, existe el peligro de no sentir la tensión del combate y, quizá, de perder la noción de lo delicado de una operación donde están en juego la vida de las personas y el dineral que cuestan los aviones. Y esto no es un videojuego. Es la vida real. Es la guerra.
Y, ya nos están familiarizando en ese ambiente. España esta involucrada en el Medio Oriente con su drone Scan Eagle en su lucha férrea contra el yihadismo Ante esa coyuntura, la Armada española juega un papel fundamental con el despliegue de su dron Scan Eagle. En apoyo de las fuerzas que se mueven por tierra La unidad es la responsable de operar el Sistema Aéreo Remotamente Tripulado (RPAS, por sus siglas en inglés) Scan Eagle, en apoyo a las fuerzas que se mueven por tierra.
Así, de este modo que los aliados pueden estar fracturados, me explico, en un momento de guerra, nuestros aliados, de Venezuela, son nuestros enemigos. Hemos dado petróleo a los Antillanos mediante Petrocaribe, pero, ellos son ingleses y norteamericanos, holandeses. Jamás podemos pensar que se encuentran de nuestra parte en un momento de conflicto.
¿Y qué hace la Armada Española en un país como Irak que apenas tiene salida al mar? El Scan Eagle corresponde a la más alta tecnología de la que dispone la Armada española, empleado previamente en operaciones como la lucha contra la piratería en la Operación Atalanta en aguas del Índico.
En esta ocasión, los militares hispánicos utilizados como espías de la alianza, se han adaptado a trabajar sobre tierra para proporcionar imágenes milimétricas del vasto territorio iraquí.
El sistema, a pesar de ser naval, se comporta en tierra de manera excelente, logrando alcances y calidad en el producto, único hasta la fecha, proporcionando imágenes de gran calidad a cualquier hora del día y de la noche y cubriendo un vastísimo terreno, desde su base hasta la frontera con Siria, reconocen desde la undécima escuadrilla de la Armada.
Su capacidad y su adaptabilidad a las misiones que se le asignan al cuerpo de armadores ¬, resultan de gran ayuda para la fuerza desplegada en el terreno y las mejores imágenes de los objetivos de interés empiezan ya a llevar marca España.
Hablamos de un aparato con una longitud de 1,5 metros y 3,2 de ancho, un peso de 15 kilos (aunque con capacidad hasta los 22 si tiene alguna carga) y posibilidad de volar a 19.000 pies de altura (casi 5.800 metros). Alcanza una velocidad de 80 nudos (148 kilómetros por hora) y su autonomía es de más de 20 horas.
Su tecnología y diseño son tan sensibles que las fotografías del dron aparecen pixeladas. Desde el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) apuntan que este destacamento -formado por militares de la undécima escuadrilla de aeronaves y militares analistas de imágenes-, se ha desplegó hace en Irak y áreas específicas del Medio Oriente
Desde entonces han tenido que llevar a cabo todas las acciones necesarias para estar operativos: acondicionar la zona, instalar el sistema, construir un campamento y hacer pruebas con el sistema hasta conseguir certificarlo. Alcanzado el 100% de operatividad, la Coalición empieza a pedir su apoyo hasta llegar a cientos de horas de vuelo", añade el EMAD.
Esta misma acción podría hacerse en Venezuela bajo un estándar estadounidense con la ayuda de cazabombarderos de gran precisión, submarinos nucleares que ya lanzaron un alerta explotando al Ara San Juan Argentino, un submarino convencional de patrullaje en aguas heladas del tinglado sureño y reparado por Cristina Fernández de Kirchner , siendo protagonista de su destrucción un submarino Tridente con siglas inglesas y nuclear en ejercicios militares en la línea marítima entre Las Malvinas y La Patagonia, tierra de los Mapuches, quienes son desplazados por israelíes y migrantes europeos.
Venezuela, jamás será una excepción, al tener tantas riquezas en su subsuelo que necesitan los norteamericanos, ingleses, franceses, españoles y alemanes, artífices de las mayores masacres del mundo y que Stephen Hawking lo patentizó en muchos de sus escritos, en una continuación del trabajo científico de Einstein.

{
}
{
}

Deja tu comentario España y USA, espían a Venezuela con drones. ¿ Es posible?.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre