Avisar de contenido inadecuado

Constituyente, después de las elecciones de Gobernadores y Alcaldes

{
}

Aventis
 TAGS:undefined
El pueblo ya está cansado de tanta injusticia, los partidos políticos y los sindicatos se han convertido en agencias de colocación para enchufar adeptos, a costa del dinero público y, de esta manera amigos y parientes asumen cargos, sin tomar en cuenta el perfil laboral. Aquí, en nuestro país jamás he escrito sobre descréditos a camaradas u opositores, en mi transitar por este camino de las letras, solo quiero una transparencia y austeridad en el ejercicio laboral, eso, de llamar a todo, cris, es una burla al lector.
Ya, a la ciudadanía le interesa poco las organizaciones políticas. Los colocan en un tercer lugar, quiere acabar es con las chulerías y acabar la caravana de los viajes gratis y el pelaje. La regeneración democrática de los partidos políticos y los sindicatos pasa por una ley, que nunca harán, y que diga: «Ningún partido político, ninguna central sindical, podrá gastar un bolívar más de lo que ingrese a través de las cuotas de sus afiliados».
. Lo probable, sin embargo, es que sigan cínicamente haciendo lo mismo, chapoteando en el derroche y el despilfarro. Y los ciudadanos inteligentes continuarán aguantando mecha, porque el descrédito de los partidos políticos en la primera mitad del siglo pasado condujo al fascismo en Italia, al nazismo en Alemania, al estalinismo en Rusia, al franquismo en España, al salazarismo en Portugal.
En Venezuela, no queremos caudillismo u totalitarismo, eso quedo atrás, queremos democracia socialista del Siglo XXI, como lo concibió Chávez
. No sólo los ilustrados, sino hasta los mismos Papas en el pasado y presente afearon ese "teatro grosero", ese auto sacramental celebrado en las calles de Venezuela y Europa durante Semana Santa. Ante los pasos, como ante los pases, han sido inútiles las críticas de los fieles y los herejes: para el Domingo de Resurrección, aunque se hunda el mundo, se anunciaron corridas y la apoteosis final de las procesiones.

Pero, ya en el país, no le seguiremos el jueguito al Papa Francisco, es un mortal y pecador, como nosotros.
El Papa Francisco -que presidió el Domingo de Ramos, con la procesión de las palmas, a la que asistieron miles de jóvenes en la Plaza de San Pedro- y lavo esta los pies a los mafiosos y arrepentidos de la cárcel de Paliano, y quién oficio el Vía Crucis en el Coliseo e impartió el domingo la bendición Urbi et orbi. El Pontífice no mete la sandalia de San Pedro en jardines, porque la Iglesia no está para despreciar parroquianos.
Y de esta manera, acepto conciliar con el presidente Nicolás Maduro Moros para un dialogo, ya estamos en mayo, las calles de Caracas y el interior del país se ven marchas y contramarchas. Unos buscan el placer de retratarse junto a un guardia nacional y otros cumplir una penitencia, dañar el urbanismo. Todo, bajo un romanticismo y expresiones corporales al desnudo, como pipi al aire y tetas al desnudo.
Lo cierto es que esto, ni lo arreglan los cubanos, menos la Iglesia, los primeros, sí se les comprueba injerencia, causaran un gran malestar porque originaria una intervención militar extranjera o se crearía las motivaciones para una guerra civil.
Estamos frente al hipnotismo y el culto religioso, mientras la GNB, PNB y las tanquetas matan y asesinan a nuestros hijos, esta devoción de esta gendarmería nos ofrece a la vista, la poca sabiduría y conocimiento para ejecutar estrategias de control urbano, me recuerdo cuando joven, muchos estudiantes fuimos preparados en control urbano para que no intervinieran las fuerzas públicas en nuestras manifestaciones. Ahora, hay una sobre actuación y el malandraje de los colectivos por saquear el comercio de su localidad.
Estamos ya en tamborradas, es tarde para acordar, las cifras no mienten y entre penitentes y besos de judas. El duende cubano lanza saetas que explosionan el alma de nuestra sociedad venezolana. Los martillos herejes serán juzgados en el futuro y los cirios alumbrarán algunas cárceles. Es que, el espectáculo de la GNB y PNB ha sido sanguinario y entre ambas realidades, la civil y militar existe un vidrio de lágrimas, son madres que lloran por sus hijos, yo grite a los siete años en Valle Seco, Puerto Cabello, la expresión libertad al lanzarle una piedra a un parabrisas de la seguridad nacional. No creo en el paganismo, ni en la fe católica, creo en Jesús mi salvador y, en cuatro hombres, Ernesto Guevara De La Serna, el gurú Prabhupada Swami, Carlos Andrés Pérez y Hugo Chávez Frías porque modernizaron y se atrevieron a reformar al Estado.
Soy claro, soy hombre de doctrina política y militante y portador de la Palabra de mi Dios, Jehová. No podemos ser engañados, necesitamos ideología política y, recuerden camaradas que me critican, ustedes traicionaron a Mario Silva en Carabobo, le aplicaron una cruel cachua.
Son un martillo de herejes, ustedes creen en la superstición y, luego van a la Iglesia a flagelarse.
Pero no, allí estarán las muertes de nuestros hijos, sus imágenes. En vuestras conciencias
El riesgo al que se enfrenta la izquierda no es su falta de identidad, que el Psuv no tenga líder, porque aún utiliza la imagen de Chávez por Maduro. o que la mejor respuesta hasta ahora la haya dado un temario obsoleto de políticas de la Complutense en las voces de Monedero, Iñaqui y Pablo Iglesias. Tampoco una pegatina de Gramsci en un Mac, una gorra del Che en Jaén o dos Coca-Colas en un Mc Donald, como lo hacen los familiares de ministros cuando viajan A Nueva York. El riesgo para la izquierda es dar risa, sobre todo al PCV, removiendo batallas perdidas. Pero no la del Ebro sino una que se perdió en un taxi en Moscú en los 90, que acabó de tirar el Muro de Berlín y precipitó el final del siglo XXI por la borda con la corrupción. Uno que circulaba a altas horas de la madrugada por una calle con nombre de vodka o de portada de FHM, cargado con altos cargos del Movimiento Popular. Es que, lo de ellos es balear, ebrios de mayoría absoluta, y un taxista que lucía en el respaldo del asiento una pegatina roja con la hoz, el martillo y el acrónimo CLAP que convirtieron, siguiéndola con el dedo y las ventanillas abiertas, en letra de karaoke hasta el hotel: "Cu-Curru-Cucu-Palomaaa".
Por esto, todos gritamos, por una Constituyente seria, pero después de las elecciones que Lucena no quiere ejecutar.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Constituyente, después de las elecciones de Gobernadores y Alcaldes

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre