Avisar de contenido inadecuado

EL COMPROMISO DE LAS EMPRESAS DEL ESTADO

{
}

La Tecla Fértil           Emiro Vera Suárez

 TAGS:

 

Se necesita mecanismos estratégicos para construir confianza entre las poblaciones de Carabobo, porque no ha existido un verdadero interés en organizar esas comunidades para que adquieran una plataforma propia y estructural para gobernarse a sí mismos  y operar con una verdadera  imparcialidad. Los problemas sociales con la gente común siguen y, todavía no existe un concepto o una idea clave, ahora existen muchos dirigentes saltando en paracaídas, desconociendo la voluntad popular.

Los programas sociales, deben tener un impacto social, generadora de beneficios que involucre a todos los pobladores de una manera horizontal, más no vertical. Los programas del Estado, no deben ser políticos, pero, los resultados deben tener un sello que resalte el Legado presidencial, de modo, que no debe existir un solo facilitador, sino varios que lleven el mismo mensaje del gobierno, basado en la paz. Por lo tanto, debe existir una definición de las comunidades y el compromiso de dar prioridades para lograr resultados placenteros que contribuyan a la estabilidad política.

El dinero, debe ser administrado por las comunidades, delineando un programa de trabajo, donde campesinos y agricultores deben conformar una sola hegemonía política que conlleve a un conjunto de actividades que dignifiquen al pueblo y sus contextos geopolíticos.

Estamos observando muchas debilidades en el campo económico. Sobretodo, en las tierras sometidas a litigio y responsabilidades legales ilimitadas. Los ayuntamientos, dan prioridad a Iglesias y clubs de festejo, en vez de preocuparse por el hábitat de los residentes o una casa de la juventud para el sector juvenil y deportivo. Pero son acuerdos de entregas, planteados por el alcalde que en ningún momento favorecen a las comunidades. Algunos, tienen hasta quince (15) años de extensión para el disfrute con derecho a una renovación, teniendo su valoración, solo un criterio simbólico.

Ahora, sobran las promesas, cuando todo se centra en las futuras elecciones municipales. Pero, el pueblo aspira una repuesta coherente a sus planes de desarrollo y futuro. Se debe romper con las alianzas que ocultan en su conjunto la acción del Estado, por los estándares que se procrean y estimulan desde el factor político e ideológico.

Ojala que alcaldías y gobernaciones, convergan lo más posible, para ampliar la seguridad laboral y urbana. De esta manera, se manejaría un criterio que se acerquen a los objetivos deseados. La estrategia debe ser común para todos los venezolanos, es necesario abrir el campo del empleo con mayor amplitud y evitar las protestas, dejar atrás el estado transitorio de los cargos públicos.

Las movilizaciones deben ser para afianzar la economía y una herramienta de expresión, vemos, como los pioneros del movimiento  revolucionario asumen un nuevo camino, que, en nada beneficia el Legado presidencial. Muchos ciudadanos se muestran escépticos a una realidad, las propuestas deben ser más unificadas y realistas. Los proyectos deben ser más verdaderos. Enmarcados en su verdadero ámbito. Deben estar identificados al fortalecimiento de la gobernanza y acción pragmática del acontecer nacional.

 

 

 “

 

{
}
{
}

Deja tu comentario EL COMPROMISO DE LAS EMPRESAS DEL ESTADO

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre