Avisar de contenido inadecuado

LAS CIFRAS DE LA VIOLENCIA MEDIATICA.

{
}

Aventis
 TAGS:undefined
Emiro Vera Suárez

Estados Unidos desea provocar un pánico atroz sobre el cielo latinoamericano para afianzarse en el poder globalizado y compartir las atrocidades de un Estado Delictivo que corre paralelamente con el Estado militante- el caso venezolano- y que revela un carácter bolivariano. Cada fín de semana el dearramamiento de sangre es progresivo y la alarma se difunde en cada comunidad junto al robo de vehículos en los centros comerciales. El lunes, la prensa revela las cifras alarmantes de la violencia en sus páginas de sucesos. Pocos, rinden cuentas ante la justicia, por la impunidad, a pesar de las documentaciones recabadas y archivos recibidos.
Algunos políticos de oposición salieron del país, pero otros, se dedican a organizar guarimbas en vez de resguardar sus comunidades y territorios donde ejercen influencia.
Empresas fantasmas, en medio de la corrupción son favorecidas por los organismos estatales encargados de verificar la entrega de dólares y el pueblo debe permanecer largas horas en colas para beneficiarse de algunos productos regulados. El pueblo bolivariano no puede olvidar el pasado, como sí tal cosa. Lucha vehemente para que los enchufados y corruptos sean enjuiciados y de una vez, se ejecute el pacto para restablecer la moral de la sociedad. no basta, reconocer en foros internacionales la realidad de nuestro territorio, es esencial restablecer la justicia en ellos.
Es necesario restablecer la justicia y reformar la ley judicial y es imperativo aprobar la cadena perpetua y la pena de muerte en algunos casos significativos, para darle seguridad a la nación como tal. Cada fín de semana observamos y percibimos como ocurren algunas masacres y sicariatos en algunos hogares humildes de nuestro país. Ante todo, debemos superar los dolores de nuestro pasado, solo deseamos que se haga justicia y reine la equidad.
Octubre, empieza abrirse paso. Hay un repunte de la violencia con carácter delictivo y muertes inesperadas. Existe en algunos territorios una vinculación estreche entre el acto hamponil y la percepción policial, hay vacíos muy contundentes que dan paso a la delicuencia juvenil.
El Estado, no puede seguir siendo indiferente ante lo que sucede en el país, existen grupos individualizados que desean crear falsas alarmas en el país para motivar de nuevo las guarimbas. No podemos seguir viviendo de criterios argumentativos proveniente del sistema político imperial.

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario LAS CIFRAS DE LA VIOLENCIA MEDIATICA.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre