Avisar de contenido inadecuado

China y Rusia, los nuevos colonizadores del Sur

{
}

Asidero.
 TAGS:undefined
Jamás China, estará en contra de los Estados Unidos de Norteamérica, menos buscando alimentar de una manera directa, una revolución que, tiene su base en la vecina isla caribeña de Cuba, de esto, los medios publicitarios han dejado un mensaje claro. Rusia y China, sí marcan distancia, pero, se acercan por nuestros recursos energéticos, hay razones de orden democrático y, la decisión de cotizar el precio del petróleo venezolano en juanes,
El mundo actual, por lo tanto, es un campo abierto a disposición de esos centros de poder absoluto, desde, donde caminan los parámetros que definen el presente y futuro de los pueblos.
A partir de esa forma de colonización ideológica tan perversa, hay una perspectiva de una vida más fácil.
En Venezuela, gracias a un socialismo distorsionado, venimos renunciando a nuestros valores como la independencia, identidad, preservación de la cultura y la visión de nación, como pilar básico para un desarrollo integral.
El proceso revolucionario, es significativo e implica el cambio social de los pueblos y debemos adecuarnos a los propósitos de relacionarnos, estar al día y conseguir información. Un buen socialista debe estar inmerso en su trabajo día y noche, no tiene horarios y capta los datos a la realidad en el contexto geopolítico de lo que esta sucediendo.
Venezuela, a través de la Asamblea Nacional Constituyente- ANC- debe transformar su estado jurídico. Al igual que Colombia. Habló del sueño llamado Gran Colombia, nos encontramos bajo el signo de una sola bandera.
Hay que luchar contra el antisistema impuesto por los países dominantes y colonizadores, caracterizados por su extrema codicia, abuso y privilegios destinados a convertir a un pequeño círculo de políticos y empresarios en auténticos emperadores.
EEUU. Promueve una debacle económica y social para desencadenar frecuentes estallidos de conflictividad social. Busca crear nuevos escenarios, ya superados.
Hay un descontento generalizado por el abuso de grupos de derecha e izquierda hacia las redes sociales, inunda la red con informaciones tridentes y amenas, sátiras, injuriosas y segresionistas y, da a entender lo difícil de ganar, esta guerra mediática y financiera, no económica, porque los empresarios son los que se burlan del Estado para manejar sus precios y desoyen sus voces.
EEUU, apoya toda clase de dictadura militar, en todas las áreas departamentales de su universo político. El gran problema, donde hay la sinceridad?.
En Venezuela, a plena cola de los bancos, a los benéficiados por el gobierno Bolivariano de Venezuela se les escucha hablar sobre la violación de los Derechos Humanos, que el presidente, Nicolás Maduro Moros es insostenible por su falsedad y, los militares son unos verdaderos corruptos. Pero, nadie denuncia, menos asisten a las reuniones de su Consejo Comunal.
Los Derechos Humanos, no son un derecho exclusivo, ni para ser invocado o abanicados, cuando nos conviene, es un derecho de la humanidad que todos sabemos respetar, no importando el gobierno que sea.
Hay que dejar las pataletas, los traumas hay que dejarlos atrás y, se debe castigar a quienes promueven los sistemas de financiamiento de una manera ilícita, pero, debe haber comparecencias y documentación para castigar el delito,
Estamos en un mundo al revés, pero, se debe permanecer fiel a los principios democráticos y entender la brújula política. So numerosas preguntas sobre China, USA y Rusia. Pero, ante la realidad de éste mundo contemporáneo, ellos decidieron ubicar una clave para sus relaciones diplomáticas y financiera. Lo legitimo, debería ser la finalidad, probablemente solo así, lo entenderíamos,
Sí, la economía de unos, es neoliberal, la de los otros, es la economía de la envidia y la mezquindad. El asunto es simple, hay que crecer e inventar, producir y comercializar, tener éxito, soñar con algo mejor. Mientras, las noticias espectaculares sobre América Latina están centradas en las protestas callejeras de los ricos contra los pobres. En la Suramérica profunda, los pueblos indígenas y campesinos, son objetos de una represión neoliberal permanente, sin que esto, sea noticia.
Para los grupos hegemónicos, los Derechos Humanos son privilegios privativos de los núcleos sociales que representan, al igual que la dignidad y la condición humana. El o la indígena, no tiene derecho, sino obligaciones. No son seres humanos, sino un complemento más de la tierra y de los bienes a saquear, destinados a generar divisas para su propio consumo. Los indígenas, solo tienen un derecho, defender la finca dl patrón. Ahora, irán a trabajar en el Sur al lado de China, Rusia o Cuba, un nuevo modelo de colonización.
La experiencia nos muestra que otros continentes han pasado por situaciones similares, enseñan que eludir la realidad, no es la mejor manera de evitar sus efectos negativos,
Para China, lo fundamental es el capitalismo, que, solventa el capital financiero y, va más allá, le da importancia al capital humano. Lo fundamental, es el conocimiento para el crecimiento económico.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario China y Rusia, los nuevos colonizadores del Sur

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre