Avisar de contenido inadecuado

Los celos de Jehovah por el púlpito.

{
}

Vida Cristiana

Debemos detenernos, tanto historiadores como cronistas debemos parar esto, en su caso, en forzar una parálisis de este Continente Latinoamericano atacado por jauría de demonios y, no importa que la historia se interrumpa. Jhaveh, se encuentra dispuesto a imponer su autoridad espiritual, cuando algunos mandos cristianos han dado la espalda al mensaje de salvación, por dejarle una buena tajada al comunismo infernal que hoy se propaga como serpiente venenosa por el mundo. Las grietas se abren, y la vida en cada comunidad se ve entorpecida por los acontecimientos que se suceden y Agrupan para dañar la historia de los narradores y predicadores de la Palabra de Dios.
El pueblo escogido de Dios, debe clamar ante los rumores y los símbolos que se ven, ver hacia donde sopla el viento, porque en la actualidad las generaciones se vienen extraviando ante la ignorancia y perversión. No hay un proceso en regla, el mal se ha hecho presente. Aquí, todos estamos implicados, desde la vieja Mesopotamia hasta la historia, hoy recordada, seamos guardianes de esa memoria y comprendamos, en nuestro caso, que somos de la tribu del Dios de Israel.
Hay que tener un sentido en la vida. Cada espacio tiene su vínculo, su círculo y ciclo, no somos extraños a la naturaleza y los números bíblicos se cumplen para formar líderes para sembrar la Palabra de Dios, no que un guiador de ovejas se extravíe tras una apetencia política y utilice el pulpito de una Asamblea para fines politiqueros. Lo de Dio a Dios y, lo que es del César al Cesar. Debemos saber jerarquizar los niveles y ciclos del existir.
Los asuntos terrenales, se suceden inesperadamente en cumplimiento de la Palabra de Dios, Las Sagradas Escrituras nos describe los juicios por venir mediante los profetas. Hoy, ya no hay profetas, ni mayores, menos menores, hay es maestros y predicadores, hombres y mujeres que siembran la Palabra, casa por casa.
Lo demás es engaño y falsedad.
Tenemos que tener un presentimiento, la venida del Hijo de Dios, llamado Jesús y, nuestro corazón debe estar preparado para ello. Vienen dolores de parto, pero, esto jamás indicaría que mi Señor elegiría un pastor a participar en una contienda electoral para avalar el comunismo, cuando el mismo, está considerado como anatema ante su presencia. Los hombres, han ido muy lejos al desafiar al precursor espiritual y el único que ostenta tres niveles de poder, el de profeta, Ungido y Rey. Nadie, estará sobre él.
Tenemos que reclamar nuestro hogar legítimo, el lugar de los hombres Es ese lugar creado por Dios para el género humano, todo luce imponente con fuerzas plenas para combatir contra el pecado y escapar del mundo ignomio para ser recibidos en el Tercer Cielo, cuál lejos ha de estar, todos combatimos para quitar el pecado de nuestras vidas y ser renovados de nuevo, nacer como un niño a vida eterna.
Es tiempo para reflexionar, dejar datos y comportarnos mejor. Hay nuevos escenarios y, leamos a esos antiguos escritores bíblicos, los grandes imperios se caen, se destruyen solos. Hay una presencia acusadora, venga de donde venga, el pasado no debe existir para quienes hemos leído Las Escrituras. Es un compromiso hacia la eternidad.
Aplaquemos, las lágrimas de nuestros jóvenes, oremos por su libertad, construyamos un mejor país con trabajo y disciplina espiritual. Dios perdonará a quien use su nombre en falso, esos grandes muros se desmoronan ante su perdón, el da constancia de nuestra esperanza y seamos fiel a su voluntad.
Evitemos, la presencia acusadora, no tengamos miedo. Es orar, hacia un fin, vayamos a los brazos del padre, corramos a él y, libreemos la conciencia de esos amarres dañinos al sentir, Jhaveh siempre estará presente.

{
}
{
}

Deja tu comentario Los celos de Jehovah por el púlpito.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre