Avisar de contenido inadecuado

La caída final, la marcha de las sombras

{
}

Aventis
 TAGS:undefined
El presidente Nicolás Maduro Moros, sigue impactando con nuevas leyes habilitantes que desconciertan la historia política del país, porque ninguna refleja una tendencia positiva para arropar al pueblo de tanta impunidad y corrupción. El desabastecimiento continuo, desde que se inició en años anteriores y nadie ha sido capaz de frenar sus consecuencias y la culpa se la llevó una guerra económica que no tiene raíces, ya que el Estado, es el gran indicador de dólares.
Lo que queremos es que nuestro presidente se acerque al pueblo y le extienda sus manos, hasta el momento todo ha sido un populismo frágil dado por los franceses y equipo asesor que no refleja un periodismo concertante y que aplica a los principios de los sueños de Chávez, que, si enfocó el saber popular, aunque fue traicionado desde el Palacio de Miraflores y La Casa Amarilla, léase Cancillería.
El único motor de ese gran movimiento ha sido Elías Jagua, único socialista con conciencia y acción de libertad, pero, los conuqueros y cooperativas agrícolas jamás le respondieron con acertívez.
Es difícil, pensar en una abertura democrática en éste tiempo, al presidente se le cumplió el tiempo y el camino ya está trazado. Solo un hábil político puede cambiar los números. Miguel Pérez Abad destruyó con su gran Caballo de Troya que es conindustria, el comercio interno y junto a Fedecámaras inflaron el alimento diario de los venezolanos, la Cesta Básica.
Describir un modelo socialista en el Capitalismo como teoría política es un descalabro, todo se fue abajo porque no hubo disciplina militante y los adecos, desde Los Llanos, única fuente de poder que tenían se recuperaron, luego que el Comandante Chávez los derrotó en Los Llanos Centrales hasta Santa Inés, a pesar de la Central Azucarera desfalcada por los militares en Barinas. Derrota, tras derrota, Chávez con su liderazgo apuntaló de nuevo su popularidad, traducida en votos.
Ramos Allup se expresó mal de Primero Justicia, pero, luego, los arropó utilizando una vieja teoría comunista de Rómulo Betancourt y los acobijo en La MUD, una cubierta de cascara que en el fondo es el mismo partido del pueblo, Acción Democrática,(AD) y ayudados por la gente de Miraflores y La Asamblea Nacional, cual Caballo de Troya derrotó al final a Nicolás con burbujas económicas que el Banco Central no pudo controlar y el chavismo no tuvo la entereza de asumir un solo dólar cambiario para combatir la deflación económica que incidía sobre el desabastecimiento y que operaba muy bien los anfitriones de Conindustria desde los altos predios en conjunción con personeros de maletín.
Ya, deben irse. No escucharon los consejos de Marea Socialista y prefirieron elegir por la base a personas no aptas para ser diputados como Miguel Flores, en Carabobo, ellos eran o son una trulla de jóvenes provenientes de la Casa de Juventud Copeyana formados por Eduardo Fernández, allí, fueron derrotados por la vieja AD y el tenaz Ramos Allup, utilizando la vieja figura del caminante CAP en la nueva imagen de Carlos Lozano en el Municipio Rafael Urdaneta y Regino Peña, Tocuyito. Siendo elegido diputado y derrotando a Miguel Flores y al potro Álvarez en Caracas.
Los campos políticos se trabajan con certeza numérica, no con emotividades. Es el trabajo continuo en las calles y festejos, no regalando canaimitas, tablets, carros y apartamentos a e inmigrantes y personas extrañas al partido. Allí, están los resultados, ahora tenemos el caballo blanco del escudo Nacional galopando velozmente hacia adelante, cuando antes criticaban la modificación que le hizo el Comandante al caballo. Aunque, las canaimitas es un programa de Chávez para nuestros escolares, pero los maestros no la utilizan en sus aulas en su saboteo a la educación.
Simplemente, Maduro, no tuvo guáramo para enfrentarse a los industriales, y una Guerra Económica inducida que nunca fue Guerra Económica lo llevó al patíbulo de la derrota, simplemente nadie lo quiere, es lo que escucho en el movimiento popular por no escuchar a la gente de Marea Socialista y Círculos Bolivarianos.
*Escritor y Filósofo. Miembro de La Asociación de Escritores de Carabobo.

{
}
{
}

Deja tu comentario La caída final, la marcha de las sombras

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre