Avisar de contenido inadecuado

Bancarios, caballos de troya

{
}

Bancarios, caballos de troya

Cartas a Arthemis


El sector bancario en nuestro país esta consciente que debe ser unificado, como primer caso, para luchar contra un sector burgués controlado por sectores específicos que busca derrotar el grupo inmobiliario venezolano y, apropiarse de una manera indirecta del dinero de los ahorristas. Es un plan estratégico muy bien concebido que busca alterar las sociedades comunitarias, el comercio y dueños de abastos populares, de esta manera destábilizar el gobierno nacional. Son verdaderos Caballos de Troya, que se vienen impulsando desde Carabobo y provocaron la derrota de Mario Silva en Carabobo y auparon la victoria del candidato a alcalde, que resulto triunfoso.. Ya Iris Valera los denunció, pero, nada ha cambiado porque hay un grupo de dirigentes que no poseen un espíritu verdaderamente socialista.

La fusión de los bancos en Venezuela no es descartable y viene una campaña de captación de recursos para incrementar confianza y reducir la fuga de dinero a entidades medianas del mundo bursátil.

El gorgojo esta abierto junto al baile de alpargatas. Llegó el momento de decidir y los rumores van y vienen, lo importante es ser más exigente y destronar a los contrarrevolucionarios ubicados en cargos claves en Carabobo y el eje andino, más ahora que ganó Santos y la mayoría de los colombianos residentes en Venezuela votaron por él y apoyan a los paramilitares camuflados en las barriadas populares venezolanas.

Por otro lado, los chinos le dicen a Estados Unidos que ya basta y empiezan a exigir más salario por sus cotizaciones y trabajo extra. Lo que indica, la caída bancaria norteamericana, donde muchos venezolanos tienen miedo de hacer agua con sus pequeños capitales. Hay un caldo de cultivo presente y las condiciones laborales no son muy plausibles. Existe una disputa grave con las empresas, la lucha de las clases sociales es prioritaria en un mundo global y Venezuela esta en el camino de una globalización con el ALBA y la integración latinoamericana. O se gana, o se pierde. Pero, los arrendajos no deben volver al picadero.

La permisividad debe acabarse, las tensiones sociales están a la vista, porque, mucho pueblo  desatiende que debe prepararse ideológicamente. Una mayoría de dirigentes se han olvidado del trabajo comunitario, velando solo por sus intereses personales y el silencio reventó para evitar contagios ulteriores. En Estados Unidos, la ola de despidos es grande, se trabaja a destajo como siempre y al gobierno de Obama y Los Clinton no les interesa los obreros, más allá del sentido común.

Los banqueros convirtieron sus factorías en universales para arrancarle los salarios a los trabajadores y montaron compañías de seguros, televisoras y concesionarias de vehículos. Esto es absurdo. Un banco no puede ejecutar varias administraciones a la vez, eso, constituye una burla al país y a su presidente. Ya están descubiertos por las comunidades que claman por una unificación del Estado y el comercio, como dejar de ser proteccionista.

No necesitamos flagelarnos, hay que cambiar al Estado e ir por un nuevo código de comercio. Se debe renovar todo. Las empresas deben ser asesoradas o intervenidas, para colocar allí una cantidad de personas que hacen buhonería y otros telefonía pública, sobretodo los jóvenes que pierden su tiempo en estos puestos de trabajo que no tienen seguridad pública y sanitaria.

Es menester revisar el papel de los banqueros en Venezuela, que, crean asociaciones y entidades que se encargan de tareas menores. El balance esta allí, con una evaluación o diagnóstico  completamente negativo al sentimiento público. Se debe mejorar el rendimiento laboral creando una verdadera disciplina en ese sentido,

El proyecto de país debe continuar, pero los Caballos de Troya tienen que ser eliminados para poder continuar con el trabajo preconcebido. Llegó el momento de asumir responsabilidades.

{
}
{
}

Deja tu comentario Bancarios, caballos de troya

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre