Avisar de contenido inadecuado

Ataque financiero, retrospectiva del Plan Balboa y Cóndor II

{
}

Aventis TAGS:undefined
La despolitización de ciudadanos se acrecienta en Venezuela, ante la poca perspectiva y comprensión de los líderes organizados en partidos políticos para solventar situaciones sociales de parroquianos y personas que se dedican al agro, fuera de los contextos geográficos de cada entidad federal. Esto, ha llevado a una confrontación de sectores oposicionistas y oficialistas para controlar la distribución de alimentos- CLAPS- y la adquisición de rubros de la cesta básica en los mercados periféricos y auto mercados a nivel nacional.
La poca inversión del factor empresarial a la pequeña y gran industria se debe a la implementación de la entrega de alimentos procesados por el sector privado a los Consejos Comunales, que, hasta ahora reflejan poca voluntad para atender a las comunidades y organizarse en Comunas.
Más allá, la investidura de Donald Trump sorprenderá a muchos seguidores del oficialismo que le dieron su apoyo desinteresado, porque reflejó en las redes sociales una contramarcha de las expectativas de una guerra mediática y asimétrica, pero, que evidenciaba la reorganización de las burbujas financieras alrededor del sistema capitalista para darnos un colapso destabilizador de índole económico, cuando ya los bachaqueros y gorgojos cumplieron su primer papel de desorientar a los ciudadanos y cerrar el ciclo del tercer colapso bursátil de nuestra moneda a nivel del Sur y el mundo europeo, donde queda la sede principal del Fondo Monetario Internacional,(FMI) y se busca asesoramiento financiero, luego de motivar la cruel guerra que culminó con la muerte imprevista de los presidentes, Sadam Hussein, (Irak) y Muhammad Gaddafi, (Libia) y el debilitamiento de Siria.
Jamás, me he atrevido escribir o hablar de Guerra Económica. Es solo un factor de la incentivación de un caos financiero que se inició en el año 2004 y tuvo su punto de apogeo en el 2008, con la entrega de dólares a través de las Tarjetas de Crédito y la captura del billete venezolano con mayor valor. Los grandes almacenes de vestuario y artesanía colombiana se prestaron al juego junto al Banco Santander de origen español y dueño del antiguo Banco de Venezuela y, era el momento preciso para desmantelar esta fechoría contra Venezuela porque toda la red bancaria estaba y está presuntamente involucrada para destabilizar el gobierno bolivariano de Venezuela presidido en un momento por el Tte. coronel, ( ejército) Hugo Chávez Frías y en la actualidad nuestro hermano Nicolás Maduro Moros que con su carácter ha dado principios de moralidad pública para derrotar estas aristas del nuevo fascismo apadrinado por el Reino Unido, ( Gran Bretaña, Irlanda y Escocia), Estados Unidos de Norteamérica, Ucrania, Suecia y Colombia.
Ha llegado el momento, el presidente Nicolás Maduro Moros debe de desplazar de sus cargos directivos a funcionarios del ejecutivo y gendarmería militar o estadal involucrados en los delitos de cooperación hacia el Plan Cóndor en su segunda fase, Balboa y fronterizo en deterioro de nuestra economía y de la sociedad venezolana, se debe revisar los expedientes de todos los pensionados extranjeros en el país, porque es una cadena delictual que arropa Ecuador, Colombia, Guyana, Brasil y Venezuela.
Como de nacionalizar la banca y romper con factorías cibernéticas que tienen acceso a los ahorros del pueblo. Es que los cooperadores del delito se la ingenian y en el Municipio Rafael Urdaneta inventaron Los CLAPS privados y deben reunir una cierta cantidad de dinero para hacer un bolso y comprarle a los mercados del territorio una mercancía a ser distribuida entre los contribuyentes y queda un fondo para futuras compras, siendo una estafa porque el coordinador general, Freddy Bernal, habla es del CLAP público y la persona que tiene una mayor adquisición de dinero dirigirse a una Oficinal del Plan Soberano de La Patria y comprar directamente los alimentos que requiera su grupo familiar.
Debemos movernos con cautela por la data de beneficiarios a nivel público y privado, las planillas son tomadas de Internet y llenadas con los registros del RIF, cédula e ingresos y han ocurrido robos al bien público en la parroquia.
Todo, se ha acumulado. Desde la circunstancia de nuestra economía hasta el bachaquerismo, pero, todo es una secuencia de confabulación y seguimiento mediante las redes sociales, son bandas delictivas organizadas que son orientadas desde el exterior en daño al patrimonio público venezolano y de los ciudadanos que hacen vida activa en el país.
Acuérdense de Mi Casa bien Equipada, Carros Bolivarianos, dos programas sociales del pueblo que fueron desviados por empresas fantasmas. Así sucedió con el Bolívar fuerte, Los Claps y ahora los billetes de Cien.
Cuídense, hermanos. El ataque es feroz y cuidado con las motivaciones personales de personas amigas, resguarde a su grupo familiar, lo dice a diario las autoridades y el presidente Maduro.

{
}
{
}

Deja tu comentario Ataque financiero, retrospectiva del Plan Balboa y Cóndor II

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre